Elite3D crea el atrezzo de los grandes videojuegos mundiales

stop

La empresa valenciana diseña personajes y ambientes para Son of Roma y Morpheus es la gran apuesta de Sony con visor

Imagen de uno de los proyectos de Elite3D

en Valencia, 26 de diciembre de 2015 (04:00 CET)

Más de 70 artistas gráficos, en su mayoría provenientes de Bellas Artes, diseñan en Valencia los personajes, ambientes, vehículos y accesorios para los más famosos videojuegos mundiales.  

La empresa Elite3D, con Oscar Ferrero y José Luis Queral a la cabeza, trabaja en el atrezzo de los juegos Triple A, que suman presupuestos de más de 500 millones de dólares y que implican a empresas de todo el mundo.  

Hacen mapas, recrean materiales, diseñan robots, las columnas de un anfiteatro romano o los uniformes de los soldados combatientes del juego Son of Roma para la consola Xbox One de Microsoft, puesto en el mercado en noviembre de 2013.

Representación visual  

Ferrero insiste en que no son programadores. Hacen los escenarios donde transcurre la acción del videojuego. Y los personajes. Son una versión moderna del atrezzo.

Fundada en 2004, la empresa lleva una carrera de éxito que arranca trabajando para empresas de publicidad, creando animación y gráficos en movimiento para una amplia gama de usos y variedades de negocios.  

Pero en los últimos años han desarrollado un estilo especial que los ha puesto en el punto de mira de las grandes empresas creadoras de videojuegos, negocio que mueve miles de millones en todo el mundo. Cada gráfico exige un trabajo de detalle a partir del guión que proporciona Microsoft, Sony o las empresas contratadas.

Visores de realidad virtual  

Hicieron los gráficos del juego Ducati Challenge para el lanzamiento del IPhone 5 de Apple. El juego Ryse sobre Roma para Microsoft, del que Electronic Gaming Monthly elogió las imágenes.  

Y  durante los últimos meses han trabajado con la realidad aumentada del proyecto Morpheus de Sony para 2016. En Elite3D insisten en la importancia de este proyecto, por lo que significa la utilización de los visores de Realidad Virtual Inmersiva para jugar como si estuvieras dentro del juego. Los diseños gráficos son espectaculares.

Unas gafas que han sido vistas en Matrix o incluso en Acoso, aquella película de Michael Douglas y Demi Moore, donde ya se apuntaba lo que podría ser este dispositivo.

Un fisio para reanimar  

Trabajan ahora en otro gran proyecto de ciberjuegos, pero en esta industria hay más clausulas de confidencialidad que en desarrollos militares. No pueden decir ni palabra.  

Según Óscar Ferrero se han tenido que adaptar a trabajar con centros de todo el mundo, de manera que deben cumplir entregas en tiempo real. Eso significa ir muchas veces contra reloj, con horarios laborales en base a proyectos y no a las jornadas habituales.  

El ritmo para acabar todos los proyectos es tal, que en la sede de Valencia disponen de un fisioterapeuta para que dé masajes a los diseñadores que no disponen ni de tiempo para levantarse de la silla.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad