Adigsa echa una mano a las cajas

stop

16 de diciembre de 2009 (14:38 CET)

Adigsa, la entidad dependiente del Departament d'Habitatge i Medi Ambient de la Generalitat, está negociando la firma en los próximos días de dos convenios con las cajas de ahorro catalanas por los que asumirá la gestión de los pisos en alquiler o de propiedad pero con problemas para pagar la hipoteca que éstas tienen en estos momentos.

El primer convenio consistiría en traspasar a Adigsa la gestión de las viviendas que las cajas tienen alquiladas a particulares. Aunque en los últimos años las cajas tenían un parque de viviendas alquiladas bastante limitado, especialmente después de que la Caixa decidiese vender la mayor parte de los que tenía, la crisis inmobiliaria ha cambiado radicalmente esta situación y las cajas han ido engordando este poco rentable negocio. Ésta no es una tarea en la que las cajas estén especializadas, pero sí Adigsa, que realiza la gestión de miles de viviendas de propiedad pública en muchos barrios de Catalunya.

El segundo acuerdo se centraría en que Adigsa se haga cargo de la administración de las viviendas de las cajas que, originalmente, estuvieron sujetas a hipotecas que los compradores no han podido pagar y que las entidades de crédito han recuperado y transformado en viviendas en alquiler.

Entre los objetos sociales de Adigsa está la administración y gestión de viviendas públicas y privadas, por lo que asumir dichas nuevas competencias no implicaría que el organismo público tuviese que cambiar los estatutos.

Con la firma de estos convenios, las cajas se quitan de encima un problema y Adigsa amplía su oferta y, por tanto, la posibilidad de realizar una política social de alquiler más efectiva.

Sociedad Pública de Alquiler

Adigsa podría aspirar en este sentido a seguir la estela de la Sociedad Pública de Alquiler, que puso en marcha el Ministerio de la Vivienda. Nieves Huertas, presidenta de esta institución, desmentía recientemente que el gobierno central pensase en cerrar la entidad que gestiona y aseguraba que su futuro está garantizado por el cumplimiento de los objetivos que se habían fijado. Según esta directiva, la Sociedad Pública de Alquiler gestiona ahora más de 25.000 viviendas procedentes de contratos subscritos con 186 promotores y da servicio a más de 11.000 contratos, que en los últimos dos años han crecido más de un 75%, explicaba Huertas en una entrevista al diario Cinco Días.

La empresa pública catalana no necesitará negociar uno a uno con promotores de muy diversa procedencia. Le basta con firmar los dos convenios citados con estos potentes promotores emergentes que son las cajas de ahorro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad