Aisa no para: acumula demandas de impago por valor de 45 millones

Adolf Todó, director general de CatalunyaCaixa

30 de junio de 2009 (20:47 CET)

Aisa, la inmobiliaria presidida por Genís Marfà, acumula malas noticias sin parar. En la junta de accionistas del lunes se presentaron las cuentas correspondientes al ejercicio 2008, que arrojaron unos datos escalofriantes. La compañía acumula demandas de impago por valor de 45 millones de euros interpuestas tanto por cajas y bancos como proveedores y clientes.

Ninguna de estas demandas, además, corresponde a las cantidades pendientes del crédito que la empresa firmó hace 3 años.

La Caixa, Caja Madrid, Unicaja son algunos de los acreedores de Aisa, pero también está en la lista la consultora inmobiliaria CB Richard Ellis, que reclama a la empresa de Marfà 578.200 euros en concepto de comisión de intermediación de la venta de unos locales en el Paseo de Gracia de Barcelona.

Además, Aisa perdió en 2008 con unas pérdidas de 241,6 millones y un patrimonio que apenas alcanzaba los 65 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad