Artur Mas presume del papel de la Generalitat en “salvar la catalanidad” de las cajas

stop

Standard & Poor's afirma que once entidades de ahorros necesitarán capital adicional par cumplir la ley

Artur Mas

23 de febrero de 2011 (18:06 CET)

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha presumido del papel que ha tenido la Generalitat para salvar la catalanidad de las cajas de ahorros y suavizar las exigencias del Estado a estas entidades financieras. Lo ha dicho en la sesión de control celebrada este miércoles en el Parlament.

Sin su actuación, Mas ha admitido que "se podría haber dado la situación de que en 2011 algunas cajas catalanas quedasen intervenidas por el Banco de España y participadas mayoritariamente por el FROB y luego vendidas al mercado" y haber quedado en manos no catalanas.

El Gobierno catalán ha sido decisivo y ha logrado "influir claramente" para evitar esta posibilidad, de privatización y pérdida de identidad, ha dicho Más
El presidente de la Generalitat ha afirmado que sin la presión del Gobierno de Cataluña no se hubieran producido cambios en la normativa tal como inicialmente se había planteado, y así, si el FROB entra en el accionariado de una caja bancarizada, su participación ya no será mayoritaria sino minoritaria.

Ganar tiempo

Todo ello ha implicado "ganar tiempo" y evitar una posible venta de las cajas bancarizadas a capital no catalán: "Había una amenaza muy clara de que todo ello hubiera ido muy rápido".
"El Govern ha sido decisivo" para que el FROB sea minoritario, para que las cajas de ahorros tengan mayoría en los bancos que creen y también para la preservación de su obra social, ha reiterado Mas.

Ha reconocido que es consciente que todo lo relativo a las cajas de ahorros es una "operación delicada", y ha asegurado que el propósito del Gobierno catalán es mantener la catalanidad de las cajas de ahorros y que Cataluña siga siendo una referencia a nivel financiero.

Once cajas necesitarán más capital

Por otra parte, once cajas de ahorros, incluidas las que ya han recibido apoyos del FROB, pueden necesitar capital adicional para cumplir con los nuevos requisitos legales, según Standard & Poor's (S&P), que pronostica nacionalizaciones y cifra los activos problemáticos del conjunto del sistema financiero español en 230.000 millones de euros.

La estimación de necesidades de capital del sistema financiero español que hace la firma se sustenta únicamente en si las entidades cuentan con presencia de inversores privados en al menos la quinta parte de su capital. Este es uno de los requisitos para entrar en el grupo al que se exige un 8% de capital sobre los activos ponderados de riesgo, en vez del 10%.

S&P prevé que, a la luz de las dificultades de salir a bolsa en el plazo máximo establecido por el Gobierno, hasta marzo de 2012, y de recapitalizarse, algunas entidades financieras "no lograrán cumplir con las exigencias regulatorias y necesitarán recursos públicos".

En su informe sobre la reestructuración de las cajas de ahorros, S&P considera que algunas entidades no lograrán elevar el capital por sus propios medios, por lo que contempla la posibilidad de que el Estado entre en el capital de "una porción del sistema financiero".

Tras destacar los potenciales beneficios a corto plazo de la nueva norma de capital sobre la confianza del mercado, S&P advierte de que convertir al Estado en accionista de la banca "puede introducir distorsiones en las dinámicas del mercado y resultar negativo para el conjunto del sistema financiero español".

La firma indica que la estimación de capital adicional necesario de menos de 20.000 millones de euros -realizada por el Gobierno a partir de cálculos del Banco de España- para cumplir con los nuevos requisitos de capital establecidos "es razonable" y coincide con la suya.


Concretamente, los cálculos de S&P elevan las necesidades de capital del sistema financiero español a 35.000 millones de euros, pero esta cifra incorpora los 11.500 millones de euros que ya han recibido algunas entidades a través del FROB, por lo que encaja con la del Ejecutivo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad