Caixa Penedès mira fuera de Catalunya

Sin título

30 de junio de 2009 (13:47 CET)

Ricard Pagès, director general de la tercera caja catalana, hasta ahora, no lo ve claro. Cree que es momento de fusiones, pero no le gustan las parejas que se le ofrecen en Catalunya. De hecho, las informaciones que se están filtrando hasta hoy sobre el baile de fusiones están dejando al margen a Caixa Penedès. Ante ello la opción que parece gustar más en Penedès es intentar un acuerdo con entidades de fuera de Catalunya.

En la entidad del Penedès consideran que de interesar una ampliación de tamaño, su visión sería buscar alianzas exteriores. Los directivos de la caja consideran que cualquier proceso de fusión debería aportar valor añadido a la unión, lo que no queda garantizado en ninguna de las dos iniciativas en marcha en Catalunya. Una segunda condición sería la de liderar el proceso, lo que tampoco se da en la solución catalana, pero podría darse en otras opciones en la que la entidad llegase a acuerdos con cajas de tamaño menor de fuera de Catalunya.


Cabe recordar que existen, de momento dos grandes grupos de cajas catalanas que podrían cristalizar en nuevas entidades, el formado por las de origen privado: Terrassa, Sabadell y Manlleu, de momento, a la que podría añadirse Caixa de Manresa, y las de origen público: Catalunya, Girona y Tarragona.

Fuentes de Penedès explican que “por ahora nuestra posición es estar atentos a lo que pasa en el mercado”, en referencia a posibles acuerdos estratégicos. A la pregunta de si la entidad habría mostrado su preferencia o rechazo por entrar en una alianza pública o privada, la respuesta es críptica “se está abierto a todas las oportunidades”. Pero, añaden un dato más : “lo que nos gustaría seria liderar”, indican, lo que casi excluye una alternativa catalana y abre las puertas a una formada por entidades de otras autonomías.

Por el momento, en Caixa Penedès no hay en marcha ninguna convocatoria extraordinaria de sus órganos rectores tendente a analizar la fluida situación que muestra el sector de cajas de ahorro en Catalunya. La última reunión fue la que sirvió para comunicar una de las medidas de restricción de gasto fruto del reflujo del consumo, ya que supuso el anuncio de cierre de 39 oficinas, el 6% de su red de sucursales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad