China atemoriza a la economía mundial con la devaluación de su moneda 

stop

DEPRECIACIÓN DEL YUAN

Redacción

Empleos asociados a las nuevas tecnologías provocan graves enfermedades respiratorias. En la imagen, cadena de producción de televisores. EFE/ED/archivo
Empleos asociados a las nuevas tecnologías provocan graves enfermedades respiratorias. En la imagen, cadena de producción de televisores. EFE/ED/archivo

en Barcelona, 13 de agosto de 2015 (09:31 CET)

En la madrugada de este jueves, el Gobierno chino ha anunciado una nueva devaluación de su moneda por tercer día consecutivo. De esta manera, el tipo de cambio de la divisa de la segunda economía mundial se sitúa en 6'401 yuanes por dólar, frente a los 6,11 que marcaba el lunes.

Los mercados han reaccionado durante toda la semana con caídas a esta decisión del Banco Popular chino, especialmente en el valor de las acciones de las empresas más dependientes de China (en el caso español, han destacado Acerinox, ArcelorMittal e Inditex). Al cierre de este jueves, la bolsa de París cayó el 3,4%, mientras que Fráncfort se dejó un 3,27%.

También Madrid (-2,44%) y Londres (-1,4%) reaccionaron negativamente a las noticias que llegaban desde China.

Aumento de la competitividad

A pesar de que las autoridades bancarias han dado por concluido el ajuste en el valor del yuan, no se sabe con certeza si esta devaluación continuará en los próximos días.

Todos los analistas coinciden en que este movimiento busca impulsar la competitividad de las empresas chinas en el exterior y favorecer así las exportaciones del conjunto del país. Según se publicó el pasado fin de semana, éstas cayeron en julio el 7,3%, acrecentando la línea descendente experimentada en los últimos años.

El crecimiento constante de China en la última década se ha apoyado en la venta de productos manufacturados fuera de sus fronteras. En el último lustro, el desplome de la demanda de uno de sus principales mercados, el de la zona euro, ha hecho mella en la economía asiática. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad