Dogi pierde 39 millones y presenta un ERE

22 de marzo de 2010 (19:36 CET)

La textil catalana Dogi ha comunicado este lunes sus resultados, al mismo tiempo que anunciaba un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal para su planta de El Masnou. La empresa redujo sus pérdidas un 59,8% en 2009, hasta los 39,26 millones de euros, frente a los 59,2 millones de números rojos obtenidos en el ejercicio anterior. La facturación del grupo, con sede en El Masnou, sufre una importante caída, situándose el pasado año en los 65,6 millones de euros, frente los 117 millones de 2008.

En el comunicado remitido a la CNMV, la empresa explicó que las cuentas de 2009 no incluyen los datos de Penn Elastic, cuya filial alemana --Penn Elastic GmbH-- presentó insolvencia voluntaria de forma "unilateral" y sin el consentimiento de la matriz.

La multinacional catalana, en concurso de acreedores desde el pasado mes de junio, espera superar con éxito esta situación el próximo mes de abril, después de haber presentado ya una propuesta anticipada de convenio que cuenta con el apoyo del máximo acreedor.

No obstante, el grupo ha presentado un ERE temporal que afecta a los 238 trabajadores de la planta de El Masnou, en la que se concentra toda la actividad industrial y comercial de la compañía en España.

El ERE, que la empresa negocia con los sindicatos a la espera de su "inminente aprobación", tendrá una afectación de cincuenta días a lo largo del presente año. Este expediente, señala la firma, permitirá a la empresa superar la situación actual de debilidad de la demanda hasta que se recuperen las ventas, lo que espera que se produzca en el segundo semestre de este año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad