El beneficio de Caja Madrid se derrumba un 68,4% en 2009

Sin título

19 de enero de 2010 (16:49 CET)

La crisis se ha cebado con la segunda caja española: Caja Madrid obtuvo un beneficio atribuido de 265,8 millones de euros en 2009, lo que supone un descenso del 68,4% respecto a los 840,4 millones del ejercicio anterior por mayores provisiones y menores atípicos, mientras que su morosidad se situó en el 5,4%, frente al 4,9% del año anterior.

   En concreto, la entidad madrileña dotó con 650 millones de euros la partida de provisiones cautelares y consolidó su nivel de capital, superando el 8,8% su Tier I.

   A pesar de que la mora ha continuado su escalada en tasa interanual, el ritmo de ascenso se ha moderado si se compara con el dato de los trimestres anteriores. En septiembre se situaba en el 5,38% y en junio en el 5,55%, informó hoy la entidad, que a partir del próximo 28 de enero renovará su presidencia, de la que saldrá Miguel Blesa y que pasará a estar ocupada por Rodrigo Rato.

   Los créditos a la clientela se situaron en 120.872 millones en el año, mientras que los recursos de clientes alcanzaron 146.226 millones.

Crítica a Díaz Ferrán

Por otra parte, el aún presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, aseguró que el presidente de Air Comet y de la CEOE, y miembro del consejo de administración de la entidad madrileña, Gerardo Díaz Ferrán, ha defraudado la confianza de dicho consejo y mostró su deseo de que se pueda llegar a un acuerdo en esta semana respecto al crédito impagado de 26,5 millones de euros.

   "Me gustaría que se llegase a un acuerdo con Ferrán porque es un hecho desagradable donde los haya", subrayó Blesa, quien confesó que siempre ha tenido una buena relación con el empresario. "No quiero juzgar las circunstancias porque no me quiero convertir en juez, pero ha sido un hecho desagradable y ha defraudado la confianza del consejo", añadió.

   A mediados del pasado mes de diciembre trascendió que Caja Madrid había abierto expediente a Gerardo Díaz Ferrán por el impago de un crédito de 26,5 millones de euros.

   La entidad remitió un escrito al copropietario del grupo Marsans y presidente de Air Comet para avisarle del comienzo de la ejecución del crédito y le advirtió de que el artículo 23 de los estatutos de la entidad contemplan el impago de deudas vencidas y exigibles frente a la caja como causa de destitución del consejo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad