El Ibex cae un 2,77% y la prima de riesgo vuelve a máximos

stop

El Ibex lidera las pérdidas en Europa tras la primera reunión del Consejo Europeo y las advertencias de la Fed sobre Grecia

23 de junio de 2011 (12:57 CET)

La bolsa española se ha inundado hoy de números rojos. El Ibex ha perdido un 2,77% y la cota de los 10.000 puntos, tocado por la debilidad de los bancos -Santander y BBVA han sufrido fuertes pérdidas-, que han acusado el aumento de la incertidumbre en Grecia tras el comienzo de la cumbre europea.

Las reticencias de la oposición en Grecia de respaldar el segundo paquete de austeridad del Gobierno de Giorgios Papandreu y allanar el rescate de la UE, el BCE y el FMI han exacerbado la inquietud de los inversores sobre la resolución de la crisis helena, y han agudizado el castigo a los países periféricos.

Además la prima de riesgo de España se ha elevado hasta los máximos del año, por encima de los 280 puntos básicos. También se han disparado las de Portugal (881 puntos, con un interés del 11,5%), e Irlanda (926 puntos, con un interés del 12%), pero sobre todo la de Grecia (1.432 enteros, con un interés del 17%).

Con estos mimbres han cundido las ventas en el resto de principales plazas europeas, aunque con menos intensidad que en Madrid, que se ha coronado 'farolillo rojo'. Milán se ha dejado un 2,7%, más que París (-2,2%), Francfort (-1,8%), Londres (-1,7%) y Lisboa (-1,6%).

El miércoles, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), Ben Bernanke, había encendido la mecha reconociendo que la situación por la que atraviesa Grecia es "complicada" y ha incidido también en la importancia de resolver los problemas económicos del país heleno, ya que representan una amenaza tanto para el sistema financiero mundial como por el sistema financiero europeo y su "unidad política".

Durante la segunda rueda de prensa en la historia de un presidente de la FED tras el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), encargado de la política monetaria, Bernanke afirmó que la crisis de deuda en la eurozona ha sido uno de los temas tratados en el comité y es uno de los varios riesgos potenciales financieros a los que se enfrenta actualmente la economía norteamericana.

En este sentido, Bernanke recalcó que una quiebra de la economía griega o de cualquier otro país europeo enturbiaría los mercados financieros y afectaría a los Estados Unidos, aunque incidió en que los bancos regulados por la FED no están significativamente expuestos directamente a los problemas de Grecia.

Por lo tanto, recalcó que los efectos de un default de la economía griega serían "muy pequeños" para las entidades estadounidenses, aunque recordó que los bancos del país tienen una exposición "significativa" en algunas entidades de los principales países europeos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad