La Caixa se pone las botas con los grandes ricos españoles

stop

INVERSIÓN

10 de mayo de 2011 (20:15 CET)

Sigue lejos de los más de 3.000 millones de euros del BBVA o los casi 2.200 de Banif, pero La Caixa ya puede presumir de ser una de las entidades que ha roto la barrera de los 1.000 millones gestionados en SICAV, los instrumentos donde los ricos españoles concentran sus inversiones en bolsa y renta fija.

Según recoge el documento de registro de Criteria Caixa Corp remitido la semana pasada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Invercaixa gestionaba al cierre del año pasado 1.049 millones de euros repartidos entre sus más de 130 SICAV. Es decir, 118 millones más que al cierre del tercer trimestre, el último período del que la CNMV ha ofrecido los datos individuales de las entidades.

La cifra final del año pasado supera los 975 millones de 2009 y los 967 millones de 2008. Por lo tanto, es la primera vez que el grupo que preside Isidro Fainé supera un listón, el de los 1.000 millones, que hasta ahora era coto cerrado de BBVA, Banif, Santander, Bankinter, Arcalia, UBS y Urquijo.

Sin ayuda de Caixa Girona

Este salto al club más selecto de los gestores de los grandes ricos españoles se ha producido sin ayuda externa, ya que la absorbida Caixa Girona apenas contaba con dos SICAV que no sumaban más de 25 millones de patrimonio gestionado.

Para La Caixa, el crecimiento en el negocio de las SICAV es el complemento perfecto a la subida vertical que ha experimentado el negocio de fondos de inversión desde que empezó la crisis financiera en 2007.

Invercaixa

El año pasado, Invercaixa obtuvo el mayor crecimiento en patrimonio gestionado en fondos de todo el sector –885 millones de euros– y su cuota de mercado saltó por primera vez por encima del 10% (el 10,6% exactamente) frente al 8,5% de un año antes.

Desde que en 2008 La Caixa compró la gestora de fondos de Morgan Stanley por 90 millones de euros, el negocio no ha dejado de crecer. Hoy, Invercaixa es la tercera gestora del país tras los grupos BBVA y Santander con un patrimonio gestionado de 15.683 millones de euros, de los que 14.634 son fondos de inversión y los otros 1.049 los mencionados de las SICAV.

Un negocio vivo

Según los datos del tercer trimestre del año pasado publicados por la CNMV, el patrimonio gestionado por la SICAV españolas creció un 2% hasta los 26.131 millones de euros. Cuando terminó el trimestre había en España 416.714 accionistas repartidos entre 3.152 SICAV, de las que 133 –el 4,2%– correspondían a Invercaixa.

De momento, las cifras demuestran que las SICAV siguen gozando de una salud razonable a pesar de que algunos las daban por muertas tras los cambios introducidos por el Gobierno el año pasado para evitar que las grandes fortunas puedan sacar el dinero de sus sociedades sin apenas tributar.

Sin embargo, si el dinero se mantiene en las SICAV la tributación sigue siendo muy ventajosa, ya que no se altera la esencia de la fiscalidad de estos vehículos de inversión. Sólo tienen que pagar el 1% de los beneficios que obtengan siempre que el dinero no salga de la sociedad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad