La injustificada euforia de Oliu

18 de mayo de 2010 (12:11 CET)

A pesar de la euforia mostrada en la presentación de los resultados de 2009 a la Junta General de Accionistas, el Banc Sabadell es uno de los bancos españoles que más está sufriendo las consecuencias del pinchazo del sector inmobiliario y, además, tiene que que hacer frente a varios retos financieros, según se desprende del análisis que hizo el economista y colaborador de ED Marc Garrigasait de los principales datos económicos de la entidad.

Para empezar, el Sabadell es el banco español que más suelo ha tenido que quedarse para resarcirse de los impagos de los promotores. Concretamente, el 85% de la cartera de activos adjudicados a cambio de deuda se corresponde a solares aún por edificar. Pero no todos han ido a parar a la entidad vallesana. Una parte los adquirió Solvia, la filial inmobiliaria propiedad del grupo al 100%, que, según los datos de la memoria anual recogidos por Garrigasait, realizó el año pasado una inversión neta de casi 1.500 millones de euros en activos, de los que un 52% correspondieron a suelo urbanizable.

Una inversión que, en parte, ayudó a la entidad vallesana a recuperar un total de 2.034 millones en 2009, el año en que la morosidad del sector bancario alcanzó el 5,01%, la más alta desde noviembre de 1995. Garrigasait considera este logro como un “milagro”. En este punto, el economista recuerda que “el banco, acertadamente, vendió a Astroc su filial inmobiliaria”, Landscape, aunque cree que “los graves problemas de sus compradores han de vuelto como un boomerang, en forma de deuda impagada”.

Por su parte, el Popular, entidad comparable en tamaño al Sabadell, se adjudicó 1.075 millones, de los que sólo el 40% de estos activos procedieron de adjudicaciones en pago de deudas y el 60% restante, según la entidad, son “inversiones oportunistas con la confianza de obtener plusvalías a medio y largo plazo”. Respecto a la morosidad de los promotores, en el caso Sabadell alcanza el 9,3%, mientras que el Popular registra un riesgo hipotecario del 8%.

Por si esto fuera poco, Banc Sabadell es la segunda entidad de España donde más peso tienen los activos inmobiliarios sobre el total de activos, un 2,2%. Por delante se sitúa el Popular, donde los inmuebles en cartera suman 2.736 millones, cifra que representa el 3% de los activos totales. En el caso del Santander, grupo de mayor volumen, los activos sólo suman 1.595 millones.

De todas formas, el Sabadell no sólo sufre por el sector inmobiliario. Como recuerda Garrigasait, la entidad consiguió mejorar sus fondos propios, que en 2009 alcanzaron los 5.297 millones, frente a los 4.448 de 2008, pero sólo después de realizar una emisión de deuda de 500 millones en deuda preferente y otra de 500 millones más en deuda subordinada.

A pesar de estas iniciativas de la entidad, el analista considera que su balance es “desequilibrado”. Y es que Sabadell tiene 65.012 millones concedidos en préstamos, mientras que cuenta con sólo 5.297 millones de euros de recursos propios, de forma que estos sólo representan un 8,14% de los créditos concedidos. Para Garrigasait, el banco necesitará emitir acciones durante muchos años para compensar esta situación, hecho que perjudicará la evolución de los títulos.

No obstante, el Popular tampoco está mejor, ya que las inversiones crediticias alcanzaron los 102.000 millones de euros, mientras que los fondos propios sumaron 8.415,85 millones. Es decir, los fondos propios sumaban el 8,25% de los créditos concedidos.

Sea como sea, Garrigasait pone otro pero a las cuentas del Sabadell. Teniendo en cuenta el nivel de morosidad, afirma, “me sorprendió ver en las cuentas anuales como el beneficio operativo del banco mejoró en el año 2009, el de la peor crisis de la historia. ¿Cómo es posible, me pregunté?”. Otros analistas consultados por ED afirman que la morosidad del Sabadell difícilmente bajó el año pasado y aseguran que, si se hubiera incrementado al mismo ritmo que la del conjunto del sector bancario, la entidad vallesana habría entrado en pérdidas.

De todas formas, para mantener la euforia y la confianza los accionistas, el banco presidido por Josep Oliu ha anunciado su intención de continuar la expansión internacional. Entre los primeros objetivos se encuentra el de adquirir nuevas entidades en Florida, donde en enero ya compró el United Mellon Bank por 111 millones de euros. Según el director general de esta entidad, Fernando Pérez-Hickman, en los próximos “dos años habrá oportunidades en el mercado” que el Sabadell quiere aprovechar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad