La inspección de trabajo para el cierre patronal de Showa

03 de marzo de 2010 (11:40 CET)

La inspección de trabajo, en una decisión urgente, ha obligado a la dirección de Showa a abrir la fábrica que había cerrado en plena negociación del proceso de cierre de la sociedad situada en Martorelles. Showa es una multinacional japonesa que lleva trabajando en Martorelles 14 años. Ha puesto en marcha un expediente de extinción de empleo que afecta a toda la plantilla, 273 empleados.

La sociedad decidió aplicar un lockout, o cierre patronal con la explicación de que podían correr peligro las instalaciones o las personas. La rápida intervención del departament de Treball, enviando una inspectora ha supuesto que se anulase el cierre patronal por considerar que las razones argumentadas por la empresa no eran reales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad