Los bancos españoles taponan la sangría pero aún pierden 23.000 millones

stop

Botín llama a la calma: "El banco ha demostrado su solidez a lo largo de su histoira y pagado dividendo de manera ininterrumpida en los últimos 50 años"

Los mercados bursátiles no dan abasto para asumir órdenes de venta tras el brexit

Madrid, 24 de junio de 2016 (13:57 CET)

A media sesión bursátil, los bancos españoles han logrado taponar la hemorragia que, en las primeras horas de negociación tras confirmarse el "brexit", con la salida del Reino Unido de la Unión Europea, llevaba las pérdidas conjuntas a los 25.000 millones de euros. Las siete grandes entidades que, en conjunto, capitalizaban ayer por 140.000 millones de euros, reducían su valor a 115.000 millones, cotizan ahora por unos 117.000 millones. 

En esa caída, tanto Banco Santander como el Sabadell, por su mayor exposición con más de un 20% de sus activos en el Reino Unido, son los que más pierden, en el entorno del 20%, y son los valores que más contribuyen a que el selectivo IBEX 35 retroceda un 12%, su mayor caída histórica, superior incluso a la registrada en 2008 con la crisis de Lehman Brothers.

La entidad presidida por Ana Botín, que cerraba ayer jueves, con un valor bursátil de 61.000 millones de euros, ve cómo ahora cotiza por debajo de los 49.000 millones. Precisamente, la banquera llamaba a la calma. "El banco ha demostrado su solidez a lo largo de su histoira y pagado dividendo de manera ininterrumpida en los últimos 50 años".

En el caso del banco presidido por Josép Oliu, que hace un año adquirió el banco británico TSB y está ahora en plena fase de integración, el varapalo se sustancia, por el momento, con una pérdida de 1.300 millones en su capitalización bursátil, de 8.300 a 6.800 millones de euros.

Blackrock ve negocio con el brexit

Blackrock
, la mayor gestora de fondos del mundo y accionista significativa de los grandes bancos españoles, ve el "brexit" como una oportunidad de negocio, al prever ventas masivas en los activos de riesgo. En el caso del resto de entidades financieras españolas –a excepción de Bankinter, que 'solo' se deja un 7%–, las pérdidas oscilan entre el 17% y el 18%.

Caixabank vale 2.500 millones menos, Banco Popular –que acaba de iniciar la cotización de los nuevos títulos tras la reciente ampliación de capital– se deja 1.000 millones, el valor bursátil de Bankia se reduce en 1.400 millones y el de BBVA en 6.500 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad