Los minicréditos se reinventan: plazos más largos y sin intereses

stop

dinero rápido

Un mal uso de los minicréditos puede suponer más endeudamiento.

02 de agosto de 2015 (18:08 CET)

Los minicréditos rápidos están en alza y son cada vez más una alternativa de financiación. Su rapidez y sus requisitos de acceso, más laxos que los de los bancos, los convierten en un producto atractivo para todos aquellos que necesitan un extra de liquidez para solventar un problema puntual.

Los mini créditos tradicionales permiten conseguir hasta 800 euros a devolver en un máximo de 30 días, pero ahora han surgido nuevas alternativas que permiten devolver el dinero poco a poco, en cuotas semanales. Y algunos incluso sin intereses.

En 30 días

Lo habitual en los mini créditos es devolver el principal más los honorarios en un único pago al vencimiento del préstamo, que suele ser al cabo de 30 días. La mayoría de los créditos rápidos de bajo importe funcionan así. ¡QuéBueno!, por ejemplo, permite solicitar hasta 300 euros (600 euros para los ya clientes) a devolver en hasta 40 días. Pasado el plazo, o antes si el cliente decide devolver el préstamo anticipadamente, se devuelve el dinero prestado más los intereses.

La oferta de minipréstamos es muy amplia y son muchas las compañías especializadas en la concesión de este tipo de préstamos de bajo importe. Los minicréditos más baratos tienen un coste de 30 euros por cada 100 euros prestados a 30 días.

Es el caso de ¡QuéBueno!, Kyzoo, OK Money o PepeDinero. Ésta última, ahora, regala 25 euros a los clientes que apadrinen a un amigo, es decir, que lo lleven a la entidad, y a los ahijados les regalan un préstamo gratis durante 7 días.

Hasta 26 semanas

Pero el auge de los minicréditos ha hecho que se reinventen y aparezcan nuevas propuestas. Es el caso de Savso, que permite solicitar hasta 900 euros (300 euros de máximo para nuevos clientes) y devolver el dinero en cuotas semanales con un plazo de 13 o 26 semanas. Una nueva forma de pagar con la que se puede hacer frente a las cuotas más fácilmente.

Vivus, otra de las compañías de referencia en el sector, ofrece un préstamo de hasta 300 euros a sus nuevos clientes sin intereses ni comisiones. Es decir, que el cliente solicita 300 euros y devuelve 300 euros, sin costes extra. El plazo máximo es de 30 días.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad