Mafo defiende los sueldos de los ejecutivos bancarios

Sin título

06 de octubre de 2009 (19:05 CET)

No todo el mundo está en contra de los elevados sueldos que perciben los ejecutivos de las entidades financieras. El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha defendido la remuneración de los altos consejeros del sector financiero en España, porque se aplican con "transparencia" y, a diferencia de lo que ocurre en otros países, no se dan en bancos con riesgo de quiebra.

Fernández Ordóñez respondió así durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso a la pregunta del diputado de ICV, Joan Herrera, quien pidió la opinión del gobernador sobre la pensión vitalicia de tres millones de euros acordada por el BBVA para su ex consejero delegado José Ignacio Goirigolzarri.
El máximo responsable del supervisor bancario argumentó que las retribuciones se hacen públicas y que, lo que hay que tener en cuenta, es que "hay gente que se lleva una remuneración enorme y lo que deja cuando se va es un banco quebrado, y ése no es el caso de España".

No obstante, ante el riesgo de que ello pueda darse en el futuro, recordó que las autoridades de todo el mundo tratan de buscar esquemas de retribución.

Posteriormente, insistió ante los periodistas en que la preocupación del Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores es que exista transparencia en las remuneraciones de los consejeros, porque eso ayuda al accionista a juzgar y conocer en qué proporción se reducirán los resultados de la compañía.

Lo que más preocupa en todo el mundo, dijo, es que esas remuneraciones puedan dañar a los bancos, por estar ligadas a beneficios a "muy corto plazo" que puedan aumentar los riesgos de las entidades. Contra esto, recordó, trabaja el Comité Europeo de Supervisores Bancario y, cuando se apruebe, se aplicará en España.
Según un documento al que tuvo acceso Efe recientemente, el Banco de España espera que las entidades de crédito españolas implanten antes de finales de año las recomendaciones internacionales sobre transparencia en la política de remuneración de los consejeros y que ésta sea "coherente" con sus estrategias y el riesgo de sus operaciones.

En el mismo texto, el supervisor animaba a las entidades a que evaluaran sus prácticas de remuneración y aplicaran las recomendaciones internacionales un año antes de que la Unión Europea las exija a todos los países miembros.

Curiosamente, en el último boletín económico del organismo supervisor, Mafo recomendó al Gobierno moderar el sueldo del os funcionarios públicos para de esta manera influir en los privados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad