Rajoy dejará al nuevo Gobierno el grueso de recortes necesarios para pagar el rescate a la banca

stop

TAREA DEL PRÓXIMO GOBIERNO

Mariano Rajoy toma unas cañas tras una acto este sábado en Mora, Toledo / EFE

en Barcelona, 11 de octubre de 2015 (14:47 CET)

El Gobierno de Mariano Rajoy dejará al ejecutivo que salga delas urnas el próximo 20D gran parte del trabajo sucio fruto del millonario rescate a la banca de 2012. Según fuentes consultadas por Europa Press, el actual equipo liderado por Luis de Guindos descarta adelantar durante lo que resta de legislatura más pagos de la ayuda de 43.000 millones prestada por Bruselas hace ahora tres años.

Hasta el momento sólo se ha desembolsado el 12,8% de esta cantidad, es decir, apenas 5.300 millones, a través de tres pagos distindos --el último de ellos, de 2.500, el pasado mes de julio. La reducción del gasto público y el ahorro en masa salarial fruto de un mercado laboral precarizado han permitido al Gobierno mejorar las cifras del déficit, aunque no lo suficiente según Bruselas (que exige un 4,2% para 2015 y un 2,8% en 2016).

Con todo, los problemas más graves vendrán después. En un marco de desaceleración económica global y con los compromisos a los que tendrán que atender las cuentas públicas, el déficit español, al igual que el resto de economías de la eurozona, se tendrá que ir acercando paulatinamente hasta el 0% con el que Bruselas aspira (al menos oficialmente y por el momento) a cerrar la década, en 2020.

Menos deuda e intereses

Los pagos que se van adelantando del rescate a la banca permiten a España reducir la emisión de bonos a través del Tesoro Público y, por tanto, rebajar el nivel de deuda con el que carga la economía del país. Igualmente, reducir el conjunto de ese dinero permite el ahorro de los intereses que, año tras año, genera el paquete de ayudas que la economía española todavía debe a sus acreedores.

¿Recuperar las ayudas?

Por el momento, las principales vías con las que el actual Gobierno esperar recuperar parte del dinero público inyectado a la banca son las participaciones que el Estado tiene en dos de las entidades rescatadas, Bankia (63,8%) y Banco Marte Nostrum, BMN (65%).

Sin embargo, el ejecutivo liderado por Rajoy descarta poner a la venta nuevos paquetes de Bankia en lo que queda de legislatura, al igual que pospone la salida a bolsa de BMN. Pero estas u otras opciones para sanar parte de las maltrechas cuentas de la economía española serán cosa del Gobierno que salga de las urnas en Diciembre.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad