Sacresa se declara insolvente antes de presentar concurso de acreedores

Sin título

10 de marzo de 2010 (19:22 CET)

El grupo inmobiliario Sacresa se ha declarado insolvente para negociar la reducción de su deuda, de 1.500 millones de euros, antes de verse abocada a presentar concurso de acreedores, confirmaron a Europa Press fuentes de la compañía controlada por la familia Sanahuja.

Según publicó este miércoles La Vanguardia, el grupo ha comunicado la insolvencia de Cresa Patrimonial, Sacresa Terrenos Promoción, Sacresa Terrenos 2 y Sanahuja Escofet Inmobiliaria (Sein).

Asimismo, ha elaborado un plan de viabilidad para volver a sus orígenes como promotora residencial y continuar con la actividad tras llegar a un acuerdo con sus acreedores bancarios, para lo que tiene tres meses según la normativa, más otro más para presentar concurso si no llega a un pacto.

El juzgado mercantil número 2 de Barcelona ha admitido a trámite la declaración de insolvencia, según informaron a Europa Press fuentes judiciales. La deuda pendiente procede de la lucha de los Sanahuja por tomar el control de Metrovacesa entre 2006 y 2008, lo que les llevó a acumular un endeudamiento superior a los 5.000 millones.

Para reducir esta cifra, la familia ha ido intercambiando deuda por acciones con diversos bancos y cajas --como el Santander, BBVA, Banesto, Banco Popular, Banco Sabadell, Barclays, Caja Madrid y La Caixa--, pasando de controlar el 85% de Metrovacesa a menos del 17% actual.

El grupo Sacresa prevé reducir casi 1.100 millones de la deuda total actual de 1.500 millones por el mismo procedimiento, por lo que deberá negociar principalmente con el HSBC y el Royal Bank of Scotland. También debe dinero a varias cajas y al Institut Català de Finances (ICF), organismo dependiente de la Generalitat de Catalunya.

El resto de deuda, por unos 400 millones, corresponde a operaciones de derivados de cobertura de tipos de interés, que con la caída de tipos han supuesto que Sacresa deba pagar a las entidades financieras.

También adeuda a proveedores, pero la compañía señaló que se trata de cantidades "testimoniales" y que se están pagando con normalidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad