Las universidades españolas hacen el ridículo en el ranking mundial más respetado

stop

SÓLO TRES CENTROS ENTRE LOS 200 MEJORES

Entrada principal de la Universidad de Barcelona. EP

15 de septiembre de 2015 (11:07 CET)

La universidad española queda otro año retratada por la incapacidad del sistema para posicionar a sus mejores centros entre los 100 más respetados del mundo. El ranking mundial de mayor prestigio, el QS World University, clasifica a la Universidad de Barcelona como la primera española. Pero la introduce en la posición 166 de la lista internacional.

La siguen la Universidad Autónoma de Madrid (186) y la Autònoma de Barcelona (190). Estos dos últimos centros pierden posiciones: ocho y 17, respectivamente. El resto de instituciones no alcanzan ni el corte de las 200 mejores. La Complutense de Madrid es la 226 del mundo; la Politècnica de Catalunya, la 299; la de Salamanca, la 551 y la mítica Universidad de Alcalá es la 601.

"Ha habido altibajos para diferentes instituciones españolas y el nuevo enfoque de equilibrio de la investigación en todas las áreas del cuerpo docente parece haber tenido un impacto relativamente pequeño en esos cambios como regla general. Siete instituciones españolas se encuentran entre las principales 300", explica el responsable del estudio, Ben Sowter.

Modelos de éxito

Mientras el sistema universitario español registra un nuevo fracaso en los índices de reputación internacional, otros países irrumpen con fuerza. Asia se destapa como una potencia y parece que su núcleo docente se ubica en Singapur. La National University of Singapoure (12) y la Nanyang Technological University (13) se agregan a las 20 mejores del mundo.

Las cinco más reputadas son, por este orden, el Massachusetts Institute of Technology, Harvard University, University of Cambridge, Stanford University y California Institute of Technology. El estudio se basa en más de 75.000 respuestas de académicos de todo el mundo, la demanda de información que se genera a través de Internet sobre los centros y sus estudios asi como el peso de las universidades en los medios sociales.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad