¿Bolsa o adquisición? El dilema de Applus se dirime poco a poco

stop

15 de noviembre de 2013 (17:38 CET)

La dirección de la empresa de certificación Applus está decidida a encontrar la mejor fórmula para que el fondo de inversión mayoritario en su capital (Carlyle) pueda abandonar la propiedad, de acuerdo con las intenciones de sus rectores.

Se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que Applus pase a cotizar en bolsa o que, por el contrario, encuentre un nuevo futuro accionista que se haga con el control de la sociedad. En cualquiera de los casos, los novios para la operación son muchos y variados.

El problema de los actuales propietarios y rectores de la compañía es cuál de las dos opciones será más interesante para obtener rentabilidad, por una parte, y garantías de continuidad, por otra.

Hasta la fecha, varios fondos especulativos han mostrado su interés por hacerse con el control de la empresa con sede en Barcelona, pero con filiales por varios países del mundo. También han expresado su deseo los competidores de Applus.

La bolsa o la venta de una participación significativa aún no está decidida, dependerá de la situación del mercado y de las necesidades de Carlyle de obtener las máximas plusvalías posible con la venta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad