Damm vuelve a embotellar su exclusiva cerveza de Navidad

stop

La compañía comercializará por segundo año consecutivo una edición limitada de la cerveza que nació a principios del siglo XX de manos de sus maestros cerveceros

La maestra cervecera de Damm, Karen Peiró

Barcelona, 16 de diciembre de 2014 (10:17 CET)

Lo más exclusivo de Damm vuelve a la mesa por Navidad. La compañía ha lanzado, por segundo año consecutivo, una cerveza pensada y elaborada especialmente para estas fechas. Hablamos con la maestra cervecera y jefa de producción en la fábrica de El Prat, Karen Peiró, para conocer la historia que encierra una botella tan singular como su interior. Una edición limitada que se ha elaborado desde principios del siglo XX, aunque entonces únicamente como obsequio navideño para los colaboradores de la compañía, propósito con el que los maestros cerveceros de Damm crearon esta fórmula.

Ahora Damm comparte, de nuevo, una receta tan diferente como tradicional, pero sólo durante los meses de invierno.

-La persona que se sirva por primera vez la Damm de Navidad, ¿qué saboreará con esta edición limitada?

-Lo que percibe es una cerveza más intensa de lo habitual. Una cerveza que tiene mucho cuerpo, cuyo sabor es más amargo que el de las cervezas que se suelen encontrar en el mercado y en la que, probablemente, el punto de cereal que se nota es más intenso. Éste es su punto diferencial.

-Esta edición limitada nació a principios del siglo XX, pero no ha sido hasta 2013 que la receta se ha compartido y comercializado. ¿Cuál es la historia que se esconde tras esta peculiar cerveza?

-La cerveza de Navidad de Damm es un producto que nació de manos de los maestros cerveceros de la empresa. De alguna forma, querían obsequiar a sus familiares, amigos y colaboradores con un regalo de Navidad y, para hacerlo, elaboraron esta receta. Esta tradición se perdió hasta que la volvimos recuperar en 2008. Se mantuvo la idea de que fuera para regalar a trabajadores y clientes, pero vimos que mucha gente nos preguntaba dónde la podían comprar y entonces pensamos en lanzar la cerveza de Navidad a nivel comercial.

Lo hicimos por primera vez el año pasado con la botella de 66 cl., un tamaño para compartir, para beber entre varias personas, y el resultado fue muy positivo. Y este año hemos dado el salto a la hostelería con la botella de 33 cl., más pequeña y más fácil de vender.

-¿Habéis mantenido la receta tradicional?

- Hemos sido fieles a la receta original creada por los maestros cerveceros, aunque puede que haya alguna ligera diferencia, más que nada porque las materias primas y los lúpulos no son los de aquel momento, pero la base y la receta es la misma que aquella primera cerveza de Navidad.

- Para ti, ¿qué tiene de especial esta edición limitada?

-Se trata de recuperar una tradición histórica de la casa y eso es muy especial para nosotros. Lo que intentamos es recoger la tradición de los cerveceros de toda Europa, que siempre en ocasión de las fiestas de Navidad producían una edición especial de cerveza destinada a los mejores clientes, amigos y trabajadores de la propia empresa. Entonces la producción era muy reducida, dos o tres lotes. Con este lanzamiento intentamos recuperar ese consumo que se había dejado de hacer.

-Y se cuida hasta el último detalle...

- En la cerveza de Navidad de Damm cuidamos tanto el contenido de la botella como su diseño y el de su etiqueta, muy elaborada. Son ediciones muy limitadas, que incluso para coleccionistas tienen un punto especial.

- ¿Cuánto tiempo dedica el equipo de Damm que diriges a la elaboración de la cerveza?

-Al ser una cerveza con más grado alcohólico del habitual, su elaboración requiere más tiempo de maduración en la bodega, casi el doble que una cerveza normal. Eso supone entre tres y cuatro semanas de guarda en bodega.

- ¿Cuál fue la acogida el año pasado? ¿Cuántas unidades se pusieron a la venta y cuántas este año?

La acogida que tuvo la primera edición que comercializamos el año pasado fue espectacular. En tan sólo unos días se agotaron las unidades que habíamos puesto a la venta. Ten en cuenta que se trataba de una edición limitada de la que, sólo el año pasado, se distribuyeron 14.000 cajas, aproximadamente unas 167.700 botellas. Este año, nuestra previsión es vender el doble de unidades, aproximadamente 25.000 cajas.

¿En qué fechas está a la venta?

La cerveza de Navidad de Damm salió a la venta en noviembre y estará disponible hasta enero de 2015, tanto en el canal alimentación como en el de hostelería, es decir, durante todo el invierno. Eso si antes no se agotan las existencias de esta edición limitada.

¿Sólo se vende en España o habéis dado el salto a otros mercados?

No la vendemos a otros países, aunque hemos enviado algunas unidades a colaboradores y amigos en Sudamérica y Europa de forma puntual.

¿Damm mantendrá esta tradición sólo por Navidad o se plantea un giro a la estrategia comercial y venderla el resto del año?

El origen de la cerveza de Navidad de Damm es el de servir como obsequio para estas fechas y acompañar a las familias en las comidas típicas de las fiestas, así que la idea es continuar siendo fiel a su origen y razón de ser.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad