Una alianza de izquierdas apartaría a Barberá y a Fabra del poder

stop

ELECCIONES AUTONÓMICAS

E.O.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (der.) con la alcaldesa de Valencia y candidata a la reelección, Rita Barberá (izq.)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (der.) con la alcaldesa de Valencia y candidata a la reelección, Rita Barberá (izq.)

en Valencia, 25 de mayo de 2015 (00:37 CET)

¿Qué pasará en Valencia y en la Comunitat tras el 24M? Los comicios municipales y autonómicos, que han contado con una participación superior a la de 2011, han dibujado un escenario muy fragmentado. Tanto es así que en dos de las grandes plazas del Partido Popular, el poder de Rita Barberá y de Alberto Fabra podría peligrar.

¿El motivo? El importante crecimiento que ha experimentado Compromís respecto a las elecciones de 2011, así como la irrupción de Ciudadanos y Podemos. Y mientras Esquerra Unida se queda sin representación en Les Corts (que mantenía desde 1987), el PSOE aguanta el tipo.

Sin embargo, tanto en la Comunitat como en el ayuntamiento, el PP sigue ganando. Es la primera fuerza política, pero una alianza de izquierdas lograría la mayoría absoluta.

Compromís triplica su representación

El partido que lidera Fabra obtiene 31 escaños; el PSPV que capitanea Ximo Puig se queda con 23; Compromís, con Mónica Oltra a la cabeza, escala hasta los 19 escaños; mientras Ciudadanos y Podemos, consiguen 13 cada uno.

Y si los populares caen de 55 diputados a apenas 31, Compromís ha subido como la espuma en estas elecciones tras pasar de 6 a 19, es decir, multiplica por más de tres su representación. Por ello, Fabra mira de reojo a Oltra, que podría pactar con Puig y con Antonio Montiel de Podemos.

Al PP valenciano ha comenzado a pasarle factura los múltiples casos de corrupción que han salpicado a varios dirigentes de la formación. "Los ciudadanos han expresado su voluntad y piden que haya otra forma de ver las cosas", ha señalado Fabra insatisfecho con los resultados obtenidos.

Barberá, en busca de apoyos

Y si algunas tramas como la Gürtel o el caso Nóos han asestado un duro golpe al PP en la Comunitat, el último bautizado como Rita Leaks ha hecho mella en Barberá, quien se ha erigido como ganadora, pero ha perdido mucho fuelle.

"No ha habido más honor para mí que ser la alcaldesa durante 24 años. El pueblo valenciano ha querido que el PP sea la fuerza más votada, pero de manera insuficiente. Es un resultado malo. No me voy a ocultar. No me gusta nada el resultado obtenido en la ciudad de Valencia", ha insistido Barberá en un tono que ha sonado a despedida. 

Y ante la situación que ahora se plantea, la que ha sido primera edil de Valencia durante más de dos décadas está dispuesta a hablar y negociar con otros partidos con el fin de evitar que la izquierda gobierne. "A partir de mañana llamaré a las fuerzas que crea convenientes para hacer un acuerdo de Estado frente al radicalismo. Esa es mi obligación", ha añadido en referencia a los resultados que han obtenido Valencia en Comú, que encabeza Jordi Peris, y Compromís, con Joan Ribó al mando.

¿Qué pasará al final? De momento el futuro es incierto y habrá que esperar para conocer cómo fructifican algunas negociaciones. Sin embargo, la caída del PP y el ascenso de otros partidos de la oposición es una realidad a la que tendrán que hacer frente los populares

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad