Podcast
Podcast //

El cruzado mágico de ERC

Los analistas de La plaza debaten sobre la crisis vivida en el Govern entre ERC y Junts y sobre la batalla fiscal en el Gobierno

Capítulos:

00:00 Introducción

06:30 La enésima crisis ERC-Junts

31:30 Impuestos y la sucesión de Sánchez

54:30 Los maximalismos inoperantes

● Los podcasts de economiadigital.es también están disponibles en su app favorita: Apple | Google | Ivoox | Spotify | Youtube

La enésima crisis entre partidos independentistas eclosionó durante la semana en Cataluña. Esta vez, alcanzó al núcleo duro del Govern de Pere Aragonès. El presidente de la Generalitat perdió la confianza en el vicepresidente después de que Junts amagara con una cuestión de confianza en el Parlament. Iniciativa que el domingo pasado avanzó el Partido Popular.

La pelea coincide con el quinto aniversario del 1 de octubre de 2017. Esa fecha da pie a múltiples aniversarios. “Cada uno puede elegir el que prefiera”, como se remarca en la introducción de este episodio de ‘La plaza, con Juan García’. Y es que el llamado “procés” ha tenido distintas etapas que, más o menos, arrancaron entre octubre y noviembre.

Día arriba, día abajo, se cumplen 10 años desde que Artur Mas apretara el botón del pánico.

Todo empezó cuando viajó a Madrid para pedir dinero porque la Generalitat que había heredado de José Montilla (PSC) estaba quebrada. Mas se dio cuenta de que, de pronto, no tenía ni para pagar las nóminas de unas estructuras de poder con demasiados compromisos. Y es que el procés, en Cataluña, es, en realidad, un problema de 300.000 nóminas. Lo era y lo es.

Y bajo esa perspectiva interpretan los analistas de este episodio el actual quiero-no puedo en Junts.

Con una ERC en posición de fuerza, dispuesta al cruzado mágico que tanto tiempo y con resultados óptimos para CiU vistió Jordi Pujol en sus años de gobierno, el dilema de los hijos de Convergència no es otro que el de cómo mantener su estatus –el poder y la propaganda—, del que dependen centenares de personas. Así que, de momento, están Junts por la nómina.

Mientras tanto, en Madrid, los photocalls capitalinos tienen una nueva función: servir de fondo para los anuncios de los ministros de Sánchez sobre asuntos tan sensibles como la subida o bajada de impuestos. La batalla fiscal ya no es solo entre el PSOE, Podemos y el PP. Es, esencialmente entre el PSOE y el Partido Sanchista.

Los barones y mentes pensantes socialistas ya se enfrentan abiertamente al líder por la vía de los hechos. El más destacado –y el que peor lo tiene en las encuestas—:Ximo Puig en Valencia. Aplicará, sin despeinarse, el plan fiscal de Francisco Camps (PP) desplegado en 2008. ¿Acaso levanta la mano para sustituir a Sánchez si hay descalabro electoral?

Juan García