En colaboración con

La compra de inmuebles comerciales se convierte en una apuesta segura para inversores

Con la recuperación económica los locales comerciales, la naves logísticas e industriales e incluso los centros comerciales son activos inmobiliarios que pueden acompañar a pequeños inversores

Foto: Freestocks / Unsplash

El sector inmobiliario está más de moda que nunca y se consolida como la mejor alternativa de inversión. El crecimiento de la economía, la perspectiva de mayores niveles de inflación y la facilidad de financiación lo convierten en la opción más segura para garantizar rentabilidades atractivas a futuro tanto para grandes como para pequeños inversores.

La reactivación comercial que va de la mano de esta recuperación de la economía ha provocado que el apetito inversor, siempre con la mirada en el inmobiliario, haya puestos sus ojos especialmente en el segmento terciario (logística, industrial, oficinas, hoteles, locales comerciales) que habría alcanzado en el segundo trimestre del año alrededor de 2.300 millones de euros, según la consultora JLL.

Un volumen de operaciones azuzado por grandes inversores, con fondos internacionales aprovechando este escenario de mercado donde los ahorradores de menor capital también tienen cabida. ¿Por qué? Porque en los últimos meses se ha activado un amplísimo abanico de oportunidades que abren la puerta para que estos ahorradores puedan apostar por uno de los sectores estrella.

Una apuesta segura, ya que está apoyada por esa facilidad de financiación que ahora mismo ofrecen las entidades bancarias a nivel hipotecario, debido al bajo nivel de tipos de interés que riega a este tipo de segmentos inmobiliarios menos conocidos que el residencial, como es el terciario: naves, locales comerciales, oficinas… 

Protección frente a la inflación 

No sólo eso: en un panorama donde se ciernen los nubarrones de la inflación, estas oportunidades que hay de invertir en el mercado inmobiliario cobran aún más protagonismo para cubrirse de los efectos del alza de precios.

Estos pronósticos se producen en un contexto donde aún los precios siguen contenidos, con apenas leves subidas, que se reflejan principalmente en el segmento residencial.

Es el momento por tanto de apostar por otro tipo de alternativas en el mercado inmobiliario: hay que abrir miras y echar un vistazo en profundidad al segmento comercial. Hay potencial de crecimiento en los activos diferentes a vivienda que los grandes inversores ya están viendo y los pequeños ahorradores pueden aprovechar. 

Activos que acompañan el momento de reactivación comercial 

Locales comercialesnaves logísticas e industriales e incluso centros comerciales son un tipo de activos inmobiliarios que van de la mano de la recuperación económica y que pueden acompañar a pequeños inversores que se animen a invertir en un momento propicio para ello.

En estos meses, la actividad comercial ha resurgido al calor del incremento del consumo tras el alto porcentaje de población vacunada y el auge del e-commerce ha incrementado la necesidad de locales dedicados exclusivamente a la logística.

Otro de los activos codiciados son los hoteles, especialmente aquellos situados en zonas rurales: el turismo de proximidad y en espacios naturales se ha erigido como una de las preferencias turísticas en los últimos meses, y se posicionan como una oportunidad de inversión con futuro.

Y es hacia este tipo de inversores con cierto capital que apuestan por embarcarse en nuevos proyectos donde Aliseda Inmobiliaria pone su experiencia como uno de los gestores inmobiliarios con mayor capilaridad regional, a través de una web que facilita la búsqueda del tipo de activo.

Desde complejos hosteleros ya consolidados en enclaves turísticos como la Comunidad Valenciana hasta naves industriales en zonas que se posicionan para convertirse en grandes hubs logísticos europeos como es Málaga, e incluso oportunidades de locales comerciales en una de las arterias más conocidas de Madrid y elegida por las grandes marcas como es la calle Orense.

Son algunos de los activos que se pueden encontrar en la plataforma online donde la compañía ha volcado, tras un exhaustivo análisis de su cartera, los activos más atractivos para este tipo de inversores, ofreciéndoles además el añadido de la seguridad jurídica y de todo un equipo de profesionales con una dilatada trayectoria para acompañarlos en su apuesta por el sector terciario.