Aguirre asegura que las facturas de luz que cargó a la Comunidad son de una garita

stop

La expresidenta de la Comunidad de Madrid endosó a las arcas públicas facturas de luz de su casa, pero se defiende al asegurar que pertenecen a una garita de seguridad

Esperanza Aguirre, en una imagen de archivo

Madrid , 08 de noviembre de 2015 (09:26 CET)

La expresidenta de la Comunidad Esperanza Aguirre ha querido defenderse del nuevo escándalo político que la envuelve por unas facturas de casa pagadas durante 2003 por la Comunidad de Madrid. Aguirre asegura que las facturas de la luz que han asumido las arcas públicas corresponden a una garita de seguridad y no a su domicilio familiar en Malasaña, ha desvelado este domingo Voz Populi.

Aguirre niega que haya endosado gastos privados a la Comunidad de Madrid, aunque la lógica apunta, precisamente, en dirección contraria. La presunta garita de seguridad de Aguirre tiene un consumo mensual de entre 200 y 300 euros y cuenta con una potencia contratada de 6,6 kilovatios, cuando la media de hogares en España utilizan una potencia de entre 2,4 y 5,5 kilovatios.

Consumo disparado

Según los estándares de consumo, un hogar con un consumo superior a los 5,5 kilovatios en España suelen ser viviendas de más de 100 metros cuadrados con cuatro habitantes y un uso intensivo de electrodomésticos. Se trataría, por tanto, de una garita de seguridad con un consumo de energía disparado.

El gobierno de Cristina Cifuentes se ha negado a pagar la deuda de 5.000 euros que le reclama Gas Natural a la Comunidad de Madrid. El gobierno regional asegura que las facturas no corresponden a ningún inmueble de la Comunidad y que deben ser asumidos por sus dueños. Es decir, por Esperanza Aguirre y familia. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad