Bruselas cede y destinará a España la mayor compensación por el 'E.coli'

stop

ACUERDO COMUNITARIO

28 de julio de 2011 (18:11 CET)

Desde que Alemania alertó de que España era el país responsable del brote de la bacteria E.coli, las pérdidas que han sufrido los hortofrutícolas españoles han sido notables. Por ello, España junto con otros países de la Unión Europea exigieron a Bruselas una compensación económica por la “crisis de los pepinos” que finalmente este jueves se ha fijado en 70.9 millones de euros para España y 227 millones en total para todos los países afectados.

La Comisión Europea ha decidido indemnizar a los productores de pepino, tomate, lechuga, calabacín y pimiento que han sufrido los últimos meses grandes pérdidas como consecuencia de una fuerte reducción de los precios, las ventas y las exportaciones.

Esta decisión, que ha sido confirmada por Bruselas a los Estados miembros en una reunión del comité, incluye para España la mayor compensación con casi 71 millones de euros seguida de Polonia, con 46 millones, e Italia, con 34.

Una bacteria mortal


La alarma sobre el brote de esta bacteria saltó cuando se produjeron víctimas mortales. El E.coli ha ocasionado la muerte de más de 50 personas de entre las 4.400 infectadas en Europa y Norteamérica a raíz de dos brotes, uno más importante que se centró en el norte de Alemania y otro menor localizado en torno a la ciudad de Burdeos, en el suroeste de Francia.

Ahora, "el mayor brote de E.coli en Alemania ya ha acabado", según confirmó el martes el presidente del Instituto Robert Koch, Reinhard Burger. Este organismo, responsable del control y la prevención de enfermedades en Alemania, ha cerrado el centro de operaciones encargado de la observación del brote aunque continuará vigilando la situación con más intensidad por si resurge.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad