Colau pone ahora en el punto de mira la modernización del transporte público

stop

T-MOBILITAT

Cristina Farrés

Ada Colau ha crispado los sindicatos de la Guardia Urbana por el protocolo de actuación en desalojos de viviendas ocupadas.
Ada Colau ha crispado los sindicatos de la Guardia Urbana por el protocolo de actuación en desalojos de viviendas ocupadas.

en Barcelona, 15 de junio de 2015 (23:00 CET)

El desembarco de Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona da fuerza a las entidades pro-transporte público para forzar al ente encargado de la movilidad en el área metropolitana, Transport Metropolità de Barcelona (TMB), a publicitar uno de los contratos menos conocidos de la legislatura: la concesión a una unión temporal de empresas (UTE) liderada por CaixaBank del desarrollo y la implementación de un nuevo sistema de acceso a la red con un única tarjeta, el denominado T-Mobilitat.

Entidades como la plataforma Stop Pujades Transport han denunciado la opacidad del contrato firmado y la exclusión total del debate ciudadano a la hora de dar forma a la iniciativa. Asimismo, aseguran que no era necesario externalizar la modernización del sistema con el conocimiento sobre la materia que ya tiene el personal de la casa.

Innovación

El proyecto de la T-Mobilitat no es una de las concesiones más cuantiosas firmadas durante el mandato de Xavier Trias (el Ayuntamiento controla el 40% de TMB) --el contrato se rubricó el pasado 1 de octubre por 70,35 millones-- pero sí que es uno de los más transcendentales por la innovación que tiene asociada.

CaixaBank se encargará junto a Fujitsu, Indra y Marfina (filial del grupo del transporte y la automoción Moventia) de diseñar y desarrollar los nuevos títulos de transporte que se usarán para moverse en tren, autobús, metro o tranvía por toda Cataluña que se adaptarán al uso real de cada usuario.

Será o bien una tarjeta o una aplicación para un dispositivo móvil que se recargará y permitirá la entrada a la red, hecho que implica la renovación de todas las infraestructuras, desde las máquinas expendedoras a los tornos de entrada; con su consiguiente impacto económico.

Beneficios de 25 millones anuales

Fuentes de la plataforma indican que los cálculos internos de la entidad cifran en 25 millones de euros el mínimo anual que recibirá como beneficios la concesionaria del servicio a lo largo de los 15 años que dure el contrato. Los ingresos vendrán por la validación de los billetes, la comisión por las ventas o recargas de las tarjetas y el pago por la atención de la gestión de los centros de atención al cliente y el que ofrece información sobre el estado de la red.

A ello se le deben sumar los eventuales beneficios que  pueda conseguir con la publicidad o con los derechos de exportación de la tecnología a otros lugares del mundo, añaden los mismos interlocutores.

Calendario

Según el calendario de implementación avanzado, a lo largo de este ejercicio la concesionaria debe realizar una prueba piloto del nuevo sistema tecnológico; el próximo año se deben lanzar los nuevos títulos (que coexistirán con los antiguos); y entre 2017 y 2018 la red será toda con el sistema más puntero.

Por el momento, la concesionaria se ha limitado a contratar a PwC en una asesoría para determinar cómo deben ser las nuevas tarifas y cómo se divide Cataluña por zonas. El informe ha costado 270.000 euros, tal y como avanzó en octubre Economía Digital. La única prueba piloto que ha existido ha sido un pequeño test en el marco del Mobile World Congress (MWC), por lo que las entidades sociales también se quejan del presunto retraso.

Refinanciación de 472 millones

Todo ello ocurre tras la reestructuración de la deuda de ATM, que alcanzaba los 546 millones en 2014. La refinanciación de 472,3 millones a 17 años vista se firmó con un pool de entidades en las que participaba CaixaBank, señala también la plataforma.

ATM niega que exista poca transparencia en el contrato y se remite a las condiciones de licitación publicadas en su día en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (Dogc) al ser preguntado sobre las dudas que la plataforma plantea sobre el proyecto T-Mobilitat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad