Collboni: "Voy a contribuir a que Barcelona sea gobernable"

stop

GOBIERNO MUNICIPAL

El Socialista Jaume Collboni, teniente de alcalde de Empresa y Cultura del Ayuntamiento de Barcelona

Barcelona, 06 de junio de 2015 (14:05 CET)

El alcaldable del PSC por Barcelona, Jaume Collboni, es consciente de una enorme paradoja. Muchos colectivos de la ciudad, principalmente ligados al sector económico, le piden que llegue a algún acuerdo con Ada Colau, la alcaldable de Barcelona en Comú, para gobernar la ciudad. Pero Collboni les replica que lo mejor que podían haber hecho es votarle en las elecciones. Porque ahora se encuentra con cuatro concejales, en una posición débil, pero con casi la obligación de apuntalar a Colau, sin tener, además, ninguna garantía de que la operación servirá para gobernar el Ayuntamiento.

Sin embargo, Jaume Collboni, que mantiene conversaciones con todos los grupos en los últimos días, asegura que va a hacer lo posible para que nada se paralice en la ciudad. "Voy a contribuir a que Barcelona sea gobernable", ha asegurado este sábado en una entrevista en el programa Converses de la Cadena Cope.


Actuar con "responsabilidad"

El alcaldable socialista entiende que Colau debe ser la alcaldesa de Barcelona, al ser la lista más votada, y después de que el gran adversario en la campaña, el alcalde Xavier Trias, se comprometiera a ello pensando que sería la lista  de CiU la más votada. Pero tampoco quiere ayudar a Colau "a cualquier precio". Las conversaciones son intensas, y los próximos días serán clave, a la espera de que los propios integrantes de Barcelona en Comú tomen una decisión.

Collboni sí se ha comprometido a llegar a acuerdos, a tratar de que Barcelona, "cuyo modelo de ciudad es obra de los socialistas, con iniciativas tan importantes como el Mobile World Congress", no quede "paralizada".

Su posición es clara: "Vamos a actuar con responsabilidad, por encima de los intereses que pudiéramos tener como partido, y no haremos como otros, que se han echado atrás", asegura, en una alusión a Esquerra Republicana, que mantiene una estrategia contradictoria de acercamiento y de alejamiento respecto a Colau, en función del proyecto independentista.

Entendimiento con ICV, dentro de Barcelona en Comú

Precisamente, sobre esa cuestión, Collboni tiene claro que no se puede supeditar el acuerdo de ciudad al proyecto soberanista, ni tampoco, por tanto, a las elecciones del 27 de septiembre. "No podemos pensar en el 27S, lo que se debe hacer es garantizar la gobernabilidad de Barcelona, y en eso estamos los socialistas", ha afirmado.

La cuestión que admite Collboni es que, en buena medida, los electores que apostaron por Ada Colau son votantes que lo hicieron en su momento por el PSC, en los barrios populares de Barcelona, y que ahora no entenderían que los socialistas no sumaran esfuerzos para que pudiera gobernar. La responsabilidad ahora es de Barcelona en Comú, una candidatura en la que está integrada ICV, el tradicional socio de gobierno del PSC durante décadas en el gobierno municipal de la ciudad.

Recuperar "el liderazgo público"

Preguntando, no obstante, por la posición de Colau, respecto a su voluntad de incumplir las leyes que considere injustas, Collboni ha mostrado su rechazo. "Las leyes se deben cumplir, otra cosa es que se puedan modificar si no se consideran pertinentes, pero también es cierto que eso sirve para todos, entre ellos el President Artur Mas, que las incumple en beneficio de su proyecto soberanista", ha asegurado.

Una de las medidas que Collboni cree que se deberían tomar de inmediato es un plan de emergencia social, "un plan de rescate social" , para paliar las situaciones más graves de la ciudad. Y recuperar "el liderazgo público, porque en Barcelona, en los últimos años, quien ha mandado es la iniciativa privada".

El próximo sábado Collboni tiene previsto votarse a sí mismo, y con él los otros tres concejales del PSC, a menos que se llegue a algún acuerdo que le permita entrar en un equipo de gobierno con Ada Colau y algún otro partido, que podría ser Esquerra Republicana. Desde esa posición, y pese a las distancias de Colau con otros grupos, Collboni se ve con posibilidades de llegar a acuerdos con el resto de fuerzas políticas para que "nada se pare en Barcelona".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad