División en CiU para avalar la ley de sucesión de la corona

stop

Duran asegura que “no tendría sentido votar en contra”, pero en Convergència no quieren avalar ahora a la monarquía española

El Rey y el Príncipe este martes en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y la cúpula de CiU | EFE

03 de junio de 2014 (18:52 CET)

Poco a poco, todos los actores implicados se van decantando. La política española y catalana mantienen un ritmo de vértigo. Y la sucesión de la Corona, tras la abdicación del Rey Juan Carlos I, ha cogido con el pie cambiado a los dirigentes políticos catalanes. Por ello, la votación de la ley de sucesión ya ha causado una gran división en el seno de CiU, que evidencia las dificultades que tendrá la federación nacionalista a medida que se precipiten los acontecimientos.

Porque esa votación, mientras se defiende un proceso soberanista en Catalunya, ¿qué implica? Es lo que se debate en estos momentos en CiU. ¿Significa avalar una operación que podría comportar un plan regeneracionista para toda España, y, por tanto, para Catalunya? ¿O sólo es un trámite para que 'los vecinos' puedan cambiar a su Rey?

Unió se desmarca

Votar a favor de la ley, supone, al margen de cualquier interpretación, dar luz verde a la monarquía española, para que siga ejerciendo como la máxima institución del Estado, y el Rey como jefe del Estado. Por ello, dirigentes de Convergència creen que es mejor quedarse al margen, y, en todo caso, abstenerse en la votación, como ya ha anunciado el PNV.

Pero las cosas en Unió Democràtica --aunque no es ya un partido homogéneo, a diferencia de Convergència, que cada vez lo es más-- se ven de forma muy diferente. El líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, secretario general de CiU, y portavoz de la federación en el Congreso, lo tiene claro: “No tendría sentido votar en contra”, ha afirmado desde Roma, donde se ha reunido con el Presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano.

El 'no' de CDC

Duran, partidario desde el primer momento de la llamada tercera vía, quiere esperar lo que pueda aportar el nuevo Rey, Felipe. “Puede aportar soluciones”, aseguró, nada más conocer este lunes la abdicación del Rey Juan Carlos. Por tanto, considera que Catalunya no puede oponerse desde el primer momento a la operación de sucesión.

En la decisión final será decisivo lo que apunte el President Artur Mas. En Convergència, en todo caso, la opción preferida sería un voto en contra. En la ejecutiva del partido, de este lunes, diversos dirigentes apostaron por el no.

La voz de Pujol

Sería la demostración del cambio de los últimos años, en los que CiU ha decidido dejar de embarcarse en los asuntos del conjunto de España. El propio ex president Jordi Pujol, aseguró este lunes que en su momento, “la Corona jugó un papel positivo para Catalunya, y que lo podía haber jugado, pero ahora no”.

El máximo referente para muchos militantes y ciudadanos catalanes del catalanismo, Jordi Pujol, ya hace un par de años que decidió jubilar su propia obra de gobierno, apostando por la vía independentista.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad