Una pastilla de 100mg de Addyi, el viagra para mujeres

EEUU aprueba la viagra para mujeres

stop

La FDA da luz verde a la comercialización de Addyi aunque restringe la venta a farmacias especializadas; los ensayos oficiales detectan contraindicaciones severas si se mezcla con algunos fármacos o alcohol

19 de agosto de 2015 (10:38 CET)

Estados Unidos (EEUU) da luz verde a la comercialización de la viagra para mujeres aunque con restricciones. La agencia de medicinas (FDA, por sus iniciales en inglés) autoriza que Addyi, la flibanserina, pueda adquirirse en el país sólo con receta. Antes de esta medida, no existían tratamientos con el permiso de las autoridades sanitarias para combatir los trastornos sexuales femeninos.

"La aprobación ofrece a las mujeres angustiadas por su bajo deseo sexual una opción de tratamiento aprobado", explica la directora de la FDA para la evaluación e investigación de medicamentos, Janet Woodcock. "Nos esforzamos en proteger y promover la salud de las mujeres, y estamos comprometidos con apoyar el desarrollo de tratamientos seguros y eficaces para la disfunción sexual femenina."

El desorden que pretende corregir la flibanserina se caracteriza por el bajo deseo que provoca el malestar físico. Los problemas dentro de la relación, o los efectos de un medicamento u otra sustancia están al margen del tratamiento. El trastorno se identifica en una paciente que previamente no tenía problemas sexuales pero que los desarrolla independientemente de su inclinación, situación o pareja.

Lea también: Cómo fabricar una enfermedad

Las contraindicaciones llaman a la prudencia incluso en un país donde el acceso a los fármacos es relativamente sencillo. "Debido a una interacción potencialmente grave con el alcohol, Addyi sólo estará disponible a través de profesionales de la salud certificados y en farmacias ", explica Woodcock. "Los pacientes y médicos deben entender plenamente los riesgos asociados al uso de Addyi antes de considerar el tratamiento."

La viagra para mujeres puede causar presión sanguínea severamente baja (hipotensión) y pérdida del conocimiento (síncope). Estos riesgos se incrementan cuando los pacientes toman alcohol o ciertos medicamentos, que interfieren con la descomposición de Addyi en el cuerpo. Los profesionales sanitarios de EEUU recibirán una circular que incide en que se debe evaluar el riesgo de alcoholismo antes de prescribir el fármaco.

¿Es eficaz?

Addyi se probó en 2.400 mujeres premenopáusicas con diagnóstico de trastorno sexual. Se les suministro dosis de 100 miligramos durante tres semanas. Algunas de ellas tomaron un placebo. La edad media de las voluntarias fue de 36 años, informa la FDA. El tratamiento aumentó el número de encuentros sexuales satisfactorios de 0,5 a uno adicional por mes.

Las reacciones adversas más comunes fueron mareos, somnolencia, náuseas, fatiga, insomnio y sequedad de boca.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad