El jefe del Ejército dice que la tensión territorial se produce por la debilidad del Gobierno

stop

El general Domínguez Buj defiende una solución para Cataluña que no pasa por la fuerza ni por los tribunales

Pedro Morenés y Jaime Domínguez Buj | EFE

18 de noviembre de 2014 (13:20 CET)

El jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), general Jaime Domínguez Buj, considera que la actual situación española se asemeja a la de 1898, cuando el país perdió las colonias e inició un periodo de crisis profunda.

Preguntado acerca de las tensiones territoriales y del conflicto que enfrenta al Govern catalán con el Gobierno central, Domínguez Buj ha manifestado que estas situaciones se producen cuando el Gobierno central es débil, como pasó a finales del siglo XIX. No obstante, ha precisado que la solución no pasa en ningún caso por el “empleo de la fuerza”.

Corrupción y soberanismo


En un desayuno en Madrid organizado por el Instituto de Cuestiones Internacionales y Política Exterior, el general ha subrayado que le "duele España" por la situación que atraviesa en los últimos años, y concretamente ha hecho referencia a la abundante cantidad de casos de corrupción que se están descubriendo y al proceso soberanista iniciado en Cataluña.

Sobre este asunto, Domínguez Buj ha señalado ante un auditorio entre los que se encontraban el exministro de Defensa Julián García Vargas así como militares en la reserva y en activo y periodistas, que España "asiste a un proceso que históricamente se produce siempre que el poder central es débil".

Sin referirse directamente en ningún momento al Gobierno de Mariano Rajoy, ha comparado la situación actual con la pérdida de las últimas colonias españolas en el desastre del 98: "Cuando la metrópoli se hace débil, se produce la caída".

Las Fuerzas Armadas

También ha remarcado que las Fuerzas Armadas "no son garantes de nada", sino que son la "herramienta que tiene el Gobierno para hacer cumplir la ley y la Constitución" y que por eso están "a las órdenes" de lo que mande el Ejecutivo.

De este modo, ha dicho que los Ejércitos deben "estar preparados para intervenir en la forma en que el Gobierno decida", ya sea tanto "en el interior" como "en el exterior".

Ni la fuerza, ni los tribunales

Eso sí, el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra ha dejado claro que no considera que el problema que plantea el desafío soberanista pueda "arreglarse con el empleo de la fuerza" o mediante la actuación de los tribunales, sino a través de los mensajes que desde el Gobierno se envían a los ciudadanos.

A su juicio, para atajar desafíos como el soberanismo catalán el Estado debe "ganarse las mentes y los corazones de todos los españoles" para que éstos sean conscientes de que "es mejor seguir siendo español" que buscar la independencia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad