El órdago de Duran: pide a CiU y ERC que elaboren “de nuevo” la declaración de soberanía

stop

DEBATE NACIONALISTA

Josep Antoni Durán i Lleida, líder de UDC.

13 de enero de 2013 (21:40 CET)

El líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, se ha propuesto ejercer un papel incómodo, pero en el que cree con todas las consecuencias, con la voluntad de conseguir el mayor consenso posible.
 
Así, Duran se ha mostrado contrario a que CiU y Esquerra traten ahora de limar asperezas y busquen incorporar frases o añadidos del PSC o de ICV al texto sobre la declaración de soberanía que se votará en el Parlament. Pide, en cambio, “empezar de nuevo”, con el objetivo de que, la declaración que se consiga, sea reconocida como propia por la mayoría de grupos parlamentarios.

La reflexión de Duran la ha realizado en su blog personal, por el que ha decidido constatar su posicionamiento, complicado después del cierre judicial del caso Pallerols. Duran tiene claro que CiU y ERC no han comenzado bien el proceso, que tenía el fin de redactar una declaración para defender el derecho a decidir, que se votará el 23 de enero en el Parlament.

Una declaración impuesta

Las diferencias son claras. CiU y ERC han querido defender el derecho a decidir para elegir ser un “estado propio”. Y la idea era aprobar una declaración en la que, únicamente, se defendiera el derecho de Catalunya, como sujeto jurídico propio, a decidir su futuro, ya fuera un estado propio, seguir como ahora, o ser un estado federal.

Para Duran, CiU y ERC no pueden “arrastrar” a ICV y los socialistas, “sino hacerlos copartícipes desde el primer momento de una propuesta que no sea de nadie, sino de todos en general”.

La alternativa de ICV


Y en esa línea se ha encontrado Duran con la complicidad de ICV, que ha presentado una alternativa a la declaración de CiU y ERC. Según la diputada eco-socialista, Dolors Camats, el texto quiere que el derecho a decidir “esté abierto a todas las opiniones y que éste se inicie con la firma ‘solemne’ de un gran Acuerdo Nacional antes de dos meses con los agentes sociales más representativos de Catalunya".

Camats ha asegurado este domingo que tanto CiU como ERC le han reconocido que han cometido un “error de fondo” al incorporar la voluntad de constituir un estado propio, “porque eso presupone que la consulta solo puede tener una única respuesta, y no es defendible una predisposición de este tipo”. Ahora, ICV buscará negociar con las dos formaciones nacionalistas.

Por ahora, quien queda descolgado es el PSC, a la espera de que CiU reaccione tras el posicionamiento de Duran. El primer secretario del PSC, Pere Navarro, defiende el derecho a decidir, pese a la oposición rotunda del PSOE. Pero no puede asumir el actual redactado que firmaron CiU y Esquerra.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad