El PP concluye que los hijos de Pujol pueden haber hecho negocios con el beneplácito de Mas

stop

Comisión de investigación parlamentaria

Artur Mas, en la comisión de investigación del Caso Pujol

en Barcelona, 15 de julio de 2015 (12:53 CET)

El PP cree que los hijos del ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol pudieron hacer "negocios bajo el ámparo de los más altos cargos del Govern" tanto durante la presidencia del propio Pujol como en la etapa de Artur Mas.

Es una de las conclusiones a las que llegan los populares tras asistir a la comisión de investigación del 'caso Pujol' en el Parlament. Una comisión por la que han desfilado todos los miembros del clan Pujol, antiguos consellers como Lluís Prenafeta o Macià Alvedra, los implicados en el 'caso Camarga', Alicia Sánchez-Camacho y José Zaragoza, imputados en otros procedimientos de corrupción como Luis Barcenas o Manuel Bustos y un sinfín de expertos y testigos.

Testigos que mintieron

Para el diputado del PP en la comisión, Santi Rodríguez, muchos de estos testigos mintieron. En su opinión, de todas estas comparecencias no se pueden extaer conclusiones claras para llevarlas a la Fiscalía. No obstante, Rodríguez asegura que la experiencia no ha sido del todo inútil.

El portavoz popular considera que no ha quedado acreditada la versión de Pujol sobre el origen de la fortuna que durante 32 años ocultó en Andorra. El ex presidente afirmó que ese dinero procedía de un legado que su padre, Florenci Pujol, le dejó a su esposa, Marta Ferrusola. Insistió en que la transmisión se materializó a través de una carta de Florencia a Marta, pero ese documento nunca ha aparecido.

Cobro de comisiones

Ante la falta de pruebas que acrediten esta versión, el PP concluye que la fortuna andorrana de los Pujol puede tener una doble procedencia: A) el desfalco de Banca Catalana o B) el cobro de comisiones por la adjudicación de obra pública.

Rodríguez sostiene que esta última posibilidad es muy plausible, ya que en una comisión de investigación anterior realizada también en el Parlament, quedó acreditado que CDC se financió irregularmente a través del cobró de comisiones por la adjudicación de obras como la Línea 9 del Metro o la Ciudad de la Justicia.

En esa ocasión, el Palau de la Música actuó como intermediario. Sus directivos, Félix Millet y Jordi Montull cobraban un 4% del valos de la contrata, luego le daban un 2,5% al partido de Artur Mas y se quedaban el 1,5% restante.

Silencio sobre la Camarga

Las conclusiones de los populares sobre el 'caso Pujol' son muy contundentes por lo que se refiere a los casos de corrupción de CiU, pero muy laxas respecto a los del propio PP: "Hemos visto también la comparecencia de Luis Bárcenas, bajo la sospecha de corrupción política, no obstante ni el sumario ni las declaraciones del compareciente pueden conducir a ningún supuesto de corrupción, ya que no hay ningún tipo de relación entre las donaciones y las adjudicaciones de obra pública", indican las conclusiones.

El PP tampoco ha hecho referencia en este documento al asunto de la Camarga al considerar que no tiene nada que ver con la corrupción. Se trata de la grabación de la conversación que mantuvieron durante una comida en el nrestaurante la Camarga la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, y María Victoria Álvarez, ex novia del primogénito de Pujol, Jordi Pujol Ferrusola. En ese diálogo, Álvarez aseguró que Pujol Ferrusola viajaba a Andorra con maletas repletas de billetes de 500 euros.             

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad