España y Gran Bretaña arman otro lío veraniego a costa de Gibraltar

stop

Madrid y Londres se discuten a través de los cauces diplomáticos por las supuestas incursiones "irregularidades" de la Guardia Civil; estos conatos se producen cada agosto desde que gobierna Rajoy

Un remolcador de Gibraltar lanzando al mar bloques de hormigón | EFE

10 de agosto de 2015 (08:26 CET)

En agosto, tinto de verano y Gibraltar. Vuelven los clásicos. El gobierno británico acusa, otra vez, a España de violar su soberanía sobre el Peñón. Asegura que barcos españoles entran reiterada e "ilegalmente" a sus aguas territoriales.

"Las incursiones repetidas son una violación clara de la soberanía británica por parte de otro país de la Unión Europea y plantearemos esto como un tema de urgencia ante las autoridades españolas", asegura Hugo Swire, un portavoz del Foreign Office, el ministerio de relaciones exteriores.

El incidente es el más reciente en una larga serie de discusiones entre Gran Bretaña y España sobre el territorio, que fue cedido hace unos 300 años; pero que Madrid reclama.

La disputa ha crecido bajo dirección de Mariano Rajoy, aunque es una reivindicación que sólo es notoria los meses veraniegos. Gran Bretaña no denuncia incursiones el resto del año.

Londres cree que los barcos involucrados en la "ofensa" perseguían delitos no especificados. Pero Swire sostiene que, a pesar de ello, es "completamente inaceptable e ilegal" bajo la ley internacional del mar que España ingrese en aguas territoriales de Gibraltar sin notificación.

España niega irregularidades

Exteriores confirma que barcos de la Guardia Civil, que patrullaban en aguas de la zona para controlar actividades ilegales, como contrabando de tabaco o pesca furtiva, navegan cerca del Peñón. El gobierno español niega que se haya violado la soberanía británica.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad