Floriano anima a Camacho: “Los catalanes son mayoría frente a la minoría independentista”

stop

El dirigente del PP asegura que se quiere aislar a la formación en Cataluña como en el País Vasco

Alicia Sánchez Camacho junto a otros miembros del PP catalán

14 de noviembre de 2014 (14:58 CET)

La dirección del PP ha decidido ahora tomarse en serio los resultados de la consulta del 9N. Y, para dar ánimos a la filial catalana, que preside Alicia Sánchez-Camacho, el vicesecretario general de organización del PP, Carlos Floriano, ha valorado que el pasado domingo hubo “una mayoría de catalanes, del 70%, frente a una minoría de independentistas del 30%”.

Floriano quería serenar los ánimos del PP catalán, y ha participado en la junta directiva de la formación en Barcelona. Como Mariano Rajoy, ha diferenciado entre catalanes e independentistas, en una curiosa apreciación. El propósito de Floriano ha sido el de insuflar ánimos en el PP catalán, que se quedó de piedra el domingo cuando, tras llevar meses rechazando que se pudiera votar, asistió atónito al desfile de 2,3 millones de catalanes en los centros de secundaria para depositar su papeleta en una urna de cartón.

El PP catalán sigue sin entender cómo el Gobierno, tras impugnar, por dos veces la consulta, no actuó para impedir una votación que se entendía como una “ilegalidad”.

70 o la mitad de 30

Y el dirigente de la dirección nacional del PP tampoco les ha acabado de convencer. Floriano sólo ha tratado de mostrar que, en realidad, los contrarios a la independencia ganaron en la consulta, criticando al Govern de Artur Mas por 'vender' otra interpretación. “De la misma manera que los independentistas quieren hacer creer que Colón era catalán, ahora nos quieren convencer de que 70 es la mitad de treinta”, ha asegurado, en alusión al porcentaje del censo de la población catalana que decidió no ir a votar.

El mensaje del PP no varía. “España es una gran nación, entre otras cosas porque tiene a Cataluña”, ha afirmado. Floriano, que se ha dirigido directamente ante los cuadros y dirigentes del PP catalán, ha instado, eso sí, a presentar batalla contra los que quieren “aislar” al partido en Cataluña, como ha ocurrido “en el País Vasco y en Navarra”.

Floriano se va, Sánchez-Camacho se queda


¿Qué ha pasado, en entonces? El 9N, ha juicio de Floriano, ha demostrado que el independentismo en Cataluña ha llegado a su límite, y no supera 1,8 millones de catalanes, lo que indica que es el peso que se ha ido exhibiendo en las últimas manifestaciones del 11 de septiembre.

Pero para el PP catalán no es ningún consuelo. En los próximos meses –siempre que no se adelanten las elecciones al Parlament-- el partido se deberá preparar para las municipales. Si Artur Mas adelanta los comicios, el partido podría sufrir un gran varapalo, porque las tesis españolistas las ha defendido con más convicción en los últimos meses Ciutadans, la formación que le va comiendo el terreno.

Floriano volverá a Madrid. Pero Sánchez-Camacho, por ahora, seguirá en Barcelona. Y es ella la que deberá asumir los resultados electorales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad