La Cambra también reclama "estabilidad política para que la economía se recupere"

stop

COYUNTURA ECONÓMICA

El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls

Barcelona, 12 de diciembre de 2014 (17:02 CET)

La Cambra de Comerç de Barcelona ha sido la última institución que esta semana se ha unido al clamor empresarial a favor de la "estabilidad política para que la economía se recupere", en palabras de su presidente, Miquel Valls, en el marco del habitual repaso al ejercicio que celebra en Navidad.

El empresario coincidía, utilizando casi las mismas palabras, con la parte central del discurso del Rey unas horas antes en la sede de Foment del Treball.

La oposición de los ejecutivos catalanes al plan soberanista de Artur Mas va acompañada de una exigencia de negociación que hacen llegar tanto al Gobierno catalán como al central. "Los políticos son los responsables de esta estabilidad", señala Valls. Eso sí, deja claro que no se van a mojar más allá de mostrar públicamente su rechazo al envite independentista. "Los empresarios quieren crear ocupación, riqueza y que ésta sea distribuida", sentencia.

Optimismo ante la recuperación

El también vicepresidente de la Cámara de Comercio de España afirma que las actuales turbulencias políticas no comprometen la previsión de crecimiento del PIB del 2% para el próximo ejercicio. Valls ha confirmado la cifra, ligeramente más conservadora que las de los presupuestos presentados por el consejero de Economia, Andreu Mas-Colell, que sitúa la expansión en el 2,2%.

La última encuesta de perspectivas empresariales en la institución, realizada en septiembre entre 1.518 compañías, muestra claramente el optimismo con el que los ejecutivos enfocan el ejercicio 2015. "Es verdad que la salida de la crisis no llega a todo el mundo ni a todos los sectores por igual", advierte el presidente. Pero el clima es más positivo en todas las variables analizadas en el estudio: cifra de negocios, ventas interiores, exportación, ocupación e inversión.

Rebajar la tasa de paro al 17%

Valls recuerda que aún existen retos que se deben afrontar, como la reducción del paro, que en Cataluña llega al 19%, especialmente el juvenil. Su estudio muestra que el 20% de las empresas catalanas encuestadas estiman que la ocupación crecerá en 2015. Incluso pone cifra a la recuperación: "Una buena cifra sería llegar al 17%; si lo hacemos muy bien incluso podemos llegar al 16%".

Para alcanzar esta meta, la Cambra de Barcelona también pide la colaboración política con la aplicación real de medidas que consoliden la senda de la recuperación que se ha iniciado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad