La CUP humilla a Mas de nuevo al posponer su decisión al 3 de enero

stop

Los anti sistema quieren más tiempo para que sus afiliados estudien la documentación antes de acudir al consejo político

Mas con los papeles que muestran que tenía previsto ser reelegido presidente el día 31 de diciembre. /EFE

Barcelona, 30 de diciembre de 2015 (13:25 CET)

Las cosas de la CUP van despacio. Tan despacio, que los anti sistema han decidido esta mañana que no reunirán su consejo político, para decidir si hacen o no presidente de la Generalitat a Artur Mas, el 2 de enero, tal y como estaba previsto. Los cuperos se reunirán el próximo domingo, día 3. Con la decisión humillan de nuevo a Mas, que ya ha visto en varias ocasiones como retrasan una y otra vez la decisión sobre su futuro. 

De hecho, el presidente de la Generalitat en funciones tenía un calendario marcado en el que daba por supuesto que el 31 de diciembre, en segunda votación, saldría del Parlament convertido de nuevo en presidente autonómico. Ese calendario se ha hecho público hoy gracias a unas fotografías (ver imagen) de la reunión del consell executiu de ayer. Pero después del sorprendente empate del domingo en la asamblea de la CUP, el escenario está descartado.

Más tiempo para estudiar la documentación

El Parlament ha reservado el 4 de enero para la nueva sesión de investidura, pero quizá tenga que cambiar también de planes, porque los cuperos parecen decididos a alargar la agonía de Mas hasta el infinito. La CUP ha argumentado que el nuevo aplazamiento obedece a cuestiones de organización. La documentación necesaria para preparar el consejo político no ha sido facilitada a los colectivos territoriales hasta este miércoles. El tiempo para analizarla y valorarla es escaso. Ése es el motivo oficial con el que han justificado su nuevo aplazamiento, informa ACN.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad