La Guardia Civil desarticula una fábrica ilegal de tabaco en Sevilla

stop

NUEVE DETENIDOS

Imagen difundida por la Guardia Civil de una fábrica de tabaco ilegal.

Barcelona, 14 de enero de 2015 (12:42 CET)

Agentes de los grupos EDOA (Equipos de Delincuencia Organizada y Antidroga) de la Guardia Civil en Andalucía han desarticulado en la localidad sevillana de Castillo de los Guardas la mayor fábrica de producción ilegal de tabaco descubierta en Europa. Podía fabricar 65.000 cajetillas al día.

La operación, coordinada por el juzgado de instrucción número 11 de la capital hispalense, se inició el día 2 tras seis meses de sigilosas averiguaciones desarrolladas bajo secreto sumarial.

Coche lanzadera


Ese día, agentes especiales de la Guardia Civil inmovilizaron un camión cargado con tabaco ilegal procedente de la mencionada fábrica. El camión se abría paso por las carreteras de Sevilla en dirección Cádiz, y lo hacía con la ayuda de un coche lanzadera, es decir, un vehículo de la organización criminal que iba delante y le alertaba, a través de radio trasmisores, de la presencia de posibles controles policiales.

Mientras eso ocurría en la carretera, una decena de agentes de la Guardia Civil irrumpía en la fábrica ilegal de tabaco y procedía a la detención de sus responsables. De momento, hay 11 detenidos –tres de ellos ya en prisión--, 9 españoles y dos de nacionalidad griega. Alguno con antecedentes por narcotráfico y contrabando.

Materia prima por tratar


La Guardia Civil inmovilizó numerosos fardos de tabaco aún por triturar de más de 200 kilos cada uno y constató que la fábrica disponía de maquinaria de última generación para elaborar y empaquetar cigarrillos al por mayor.

La nave principal se abastecía de electricidad gracias a unos generadores de gran potencia, valorados en más de 200.000 euros cada uno. Según fuente próximas a la investigación, esta organización disponía de una flota de camiones (como el que fue interceptado) que trasladaban el tabaco de contrabando a puertos andaluces desde los que la mercancía se fletaba a destinos del norte de África y de Italia, en este caso, como escala hacia Bulgaria.

Varias naves industriales


El precio del tabaco que alberga la caja de cada uno de los camiones supera los 120.000 euros. Los agentes registraron distintas naves en Castillo de los Guardas y en la vecina población hispalense de Santiponce. En uno de los registros se incautaron armas cortas.

Según ha podido saber Economía Digital, en el momento de la intervención policial los contrabandistas estaban preparando una partida con miles de cajetillas de tabaco falso bajo la marca comercial de American Leyend.

Los investigadores creen que la organización ha quedado prácticamente cuando llevaba escasos días de funcionamiento. Se investiga ahora cómo y quién abastecía de materia prima a los detenidos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad