La propaganda electoral censurada agita al Colegio de Economistas de Madrid 

stop

CONFLICTO EN UNA AGRUPACIÓN PROFESIONAL

Los candidatos Juan A.Bartolomé (izquierda), Pascual Fernández (centro), y José María Lamo de Espinosa (derecha).

Madrid , 28 de abril de 2015 (21:34 CET)

La censura de la propaganda electoral del candidato Juan Ignacio Bartolomé, que aspira a presidir en Colegio de Economistas de Madrid, ha encendido la institución con más de 8.000 afiliados. El presidente de la Junta Electoral, Juan José Durán, ha decidido prohibir la publicidad de la candidatura por considerar que "falta a la verdad".

El folleto censurado critica precisamente los mecanismos de votación del Colegio de Economistas de Madrid, que prohíbe a las candidaturas identificarse con un nombre y que controla el envío de publicidad electoral, según explica la candidatura censurada. También se criticó la convocatoria repentina a elecciones, un mecanismo que, según el candidato afectado, busca que los críticos tengan dificultades para desarrollar la campaña.  

El equipo de Bartolomé ha decidido denunciar la prohibición ante el Consejo General de Economistas, el órgano superior que agrupa a todos los colegios de economistas de España. "Nuestros abogados están estudiando acciones y no descartamos que todo el proceso termine en los tribunales",  explica Bartolomé.

La junta electoral considera que los métodos de votación no deben formar parte del debate para la dirección de la entidad.

Presidente salpicado

El Colegio de Economistas de Madrid adelantó las elecciones después de que el presidente Juan Iranzo fuese imputado por el uso de las tarjetas opacas de Caja Madrid con las que gastó más de 46.000 euros, según las investigaciones judiciales. Iranzo quiso aguantar en el cargo pero se vio obligado a convocar elecciones a finales de marzo. No se puede presentar por haber estado dos períodos en el cargo.

Además de Bartolomé, se han presentado a las elecciones  José María Lamo de Espinosa, que había pertenecido al equipo directivo actual, y Pascual Fernández, considerado el candidato continuista de la gestión de Iranzo. 

Escasa participación

La votación en las elecciones en el Colegio de Economistas apenas alcanza el 15% de los afiliados, una situación repetida en la mayor parte de los colegios profesionales españoles que pierden socios y que tienen dificultades para captar nuevas inscripciones.

El sector crítico apuesta por lograr aumentar la participación hasta el 25%, porque, en ese caso --están convencidos— podrían ganar las elecciones a los oficialistas. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad