Las españolas ganan menos pero son más solidarias y, en proporción, donan más

stop

INFORME SOBRE EL DONANTE FISCAL

Oficina de la Agencia Tributaria

desde madrid, 17 de abril de 2015 (21:09 CET)

Las mujeres españolas no salen muy bien paradas en cuanto a las donaciones fiscales que realizan. Pero es solo un espejismo estadístico. Si se analizan en profundidad los datos recogidos en un estudio realizado por la Asociación Española de Fundaciones (AEF), se observa que su aparente menor aportación hay que ponerla en entredicho.

Primero, porque, en el caso de las declaraciones conjuntas, el cónyuge masculino, por motivos sociológicos, sigue apareciendo al frente de la unidad familiar. Y, cuando se analizan las declaraciones individuales del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), también son los hombres los que más donan, aunque lo hacen en menor proporción respecto a los ingresos que perciben.

206 euros los hombres, 196 las mujeres

"Las mujeres son mucho más generosas, pero están infrarrepresentadas", asegura el catedrático de la Universidad de Castilla-La Mancha, Juan José Rubio. Los apenas 16 euros más que, entre 2005 y 2010, donaron en promedio los hombres (206 euros por los 190 de las mujeres) determinan que la diferencia por género detectada es muy pequeña, "mientras que la diferencia salarial entre hombres y mujeres es mucho mayor", comenta el catedrático.

En 2010, el último año recogido en el informe con información homogénea por el desfase existente de dos o tres ejercicios, el salario anual medio de la mujer respecto al hombre fue del 89% a tiempo parcial, del 86% a tiemplo completo, mientras que el salario medio bruto fue del 77% y el salario más frecuente del 78,5%.

Donante tipo

Dejando al margen la 'infrarrepresentación' de la mujer, el informe llega a la conclusión de que el donante tipo del IRPF responde a un hombre de entre 55 y 59 años, casado, sin hijos, con vivienda propia, residente en la Comunidad de Madrid y con ingresos anuales entre 30.000 y 60.000 euros.

Del promedio de anual de 2,13 millones de declarantes con deducción por donación entre 2005 y 2010, casi un tercio lo acaparan los que ganaron entre 30.000 y 60.000 euros, con una cuantía media de la deducción por donación en el IRPF de poco más de 50 euros, lo que implica elevar a 201 euros el importe de la donación.

Los casados, más generosos con diferencia

Según el estado civil, los casados son los que más donan. En el conjunto de las declaraciones con deducción por donación representan más del 76%, Los solteros lo hacen por debajo del 13% y los divorciados apenas representan el 6% de los donantes fiscales.

En Madrid se localizan los residentes con más donaciones fiscales, con una media del 24%. Le siguen Cataluña, ligeramente por debajo del 20%, y Andalucía, con el 11,63%. Si se comparan los datos de declarantes fiscales con la población ocupada, los donantes son proporcionalmente superiores en Madrid, Castilla y León y Cataluña, mientras que en Andalucía, Valencia, Canarias y La Rioja, son menores.

La crisis se deja notar

Mientras, el donante tipo en el Impuesto de Sociedades responde a una sociedad con unos ingresos anuales de entre 1,5 y 6 millones de euros, y con un promedio de la cuantía de la donación media de 24.625 euros en el periodo comprendido entre 2004 y 2010. El promedio de empresas donantes fue de 6.750, con un pico máximo de 7.114 sociedades.

La incidencia de la crisis se aprecia de manera clara en las donaciones de las empresas en el Impuesto de Sociedades. "Ha seguido una dinámica estrechamente relacionada con la recaudación del tributo", se apunta en el informe. Con un dato relevante acaecido en el primer año de la crisis, en 2008, cuando cayó un 40%. La razón, la desaparición de muchas empresas y las generalizadas pérdidas fiscales en gran parte del tejido productivo.

Confianza en el micromecenazgo

Las fundaciones confían en que la figura del micromecenazgo, introducida a finales del pasado año en la Ley del Impuesto de Sociedades, y el aumento de los porcentajes en deducciones recogidos en la última reforma fiscal aprobada por el Gobierno, sirvan para aumentar las donaciones. "A más desgravaciones, más cantidad donada. Eso es lo que esperamos", apunta Javier Nadal, presidente de la AEF.

La norma, que ha entrado vigor en 2015, establece un incremento del porcentaje de deducción aplicable por las personas físicas, del 25% al 30%, si bien, transitoriamente para este año, tal porcentaje queda establecido en el 27,5 por ciento.

Primeros 150 euros, más deducciones

Adicionalmente, se estimula la fidelización de las donaciones, realizadas tanto por personas físicas como jurídicas. En concreto, las personas físicas podrán aplicar una deducción del 75% respecto de los primeros 150 euros que sean objeto de donación, y un 35% por el exceso, siempre que se hayan efectuado donativos a la misma entidad en los últimos tres años.

Las donaciones fidelizadas durante un mínimo de 3 años, realizadas por personas jurídicas, tendrán derecho a una deducción del 40% si bien, en 2015, dicho porcentaje se fija en el 37,5%.

No obstante, desde la AEF consideran que esta fórmula merecería un impulso adicional, elevando el porcentaje de deducción previsto para los primeros 150 euros, del 75% al 100% por ciento de la donación efectuada.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad