Las patronales confían en Puig como un interlocutor fiable

stop

NUEVO GOVERN

Los 12 consellers del nuevo Govern de Mas

27 de diciembre de 2012 (13:50 CET)

El tejido empresarial avala la composición del nuevo Govern de Artur Mas. Las patronales valoran, especialmente, el cambio en el departamento de Empresa i Ocupació, que dirigirá Felip Puig. En comparación con el conseller Francesc Xavier Mena, los empresarios valoran de Puig su capacidad política y creen que, a partir de ahora, tendrán un interlocutor sólido y fiable con el que podrán dialogar y negociar.

Una de las posibilidades que se abren ahora es que Puig sepa negociar, en el seno del Govern, y de cara a los presupuestos del 2013, para que el departamento que dirige tenga partidas económicas más importantes, con políticas concretas favorables al mundo empresarial.

Interlocución con el Govern

Eusebi Cima, presidente de Fepyme, la patronal de la pequeña y la mediana empresa, valora “el peso político” de Puig en el nuevo Govern y considera su nombramiento como una “garantía” para que el mundo empresarial recobre la interlocución con el Govern. Así, si los empresarios entienden que el nuevo Govern de Mas es continuista, en el área económica consideran que se ha producido un “cambio positivo”.

También la patronal Foment del Treball mantiene esa línea de confianza. Foment considera que con Felip Puig el empresariado podrá explicarse y las políticas se ajustarán para animar el tejido empresarial. La patronal, que preside Joaquim Gay de Montellà, recuerda que con Puig se establecieron relaciones fructíferas, se llegará o no a grandes acuerdos, en las anteriores etapas cuando fue responsable de Medi Ambient y de Política Territorial, en los gobiernos de Jordi Pujol.

Gasto o inversión en las empresas

La patronal Cecot se muestra también esperazanda por una cuestión muy concreta. El peso político de Puig debería servir para que la conselleria recuperara una cierta fuerza presupuestaria. “El gasto de Empresa i Ocupació no puede ser entendido como gasto, sino como inversión, y hay que recordar que fue el departamento con uno de los recortes más grandes”, asegura David Garrofé, secretario general de Cecot.

La patronal de la pequeña y mediana empresa radicada en el Vallès valora que Mas haya formado un Govern “muy político”, debido a las circunstancias políticas y económicas de Catalunya. Con un proceso soberanista en marcha, con la idea de convocar un referéndum en 2014, las figuras de Homs, Mas-Colell, y Puig se consideran pertinentes.

Pimec, la patronal que agrupa a la mediana y pequeña empresa catalanas, también mantiene las mismas tesis. Antoni Cañete, su secretario general, considera que Puig puede ser un elemento muy positivo. "Lo tenemos en alta consideración", asegura, en alusión a su capacidad de tomar decisiones. Ese carácter político es más necesario ahora que nunca. Pimec quiere que Puig comience cuanto antes a actuar con las políticas activas como eje prioritario, y la apuesta por el sector de las exportacioones. Pimec, como la Cecot, valoran, por tanto, el acento político del nuevo Govern.

Y es que el nuevo Ejecutivo de Mas contará con dos grandes pilares, Francesc Homs, como conseller de Presidència y Andreu Mas-Colell, que seguirá al frente de Economía. De Homs dependerá la secretaría de asuntos exteriores, clave para preparar la consulta soberanista pactada con ERC para el 2014. Y, tras la novedad de Puig, al frente de Empresa i Ocupació, destaca también la de Neus Munté, que dirigirá Benestar Social. Ligada a la UGT, Munté es uno de los jóvenes valores de Convergència, que ahora accede por primeva vez al Govern.

CCOO acusa a Mas

Todos esos méritos del Govern, según las patronales, se convierten en defectos, en cambio, para los agentes sociales. Dolors Llovet, portavoz de CCOO, destaca que Mas “ha dado continuidad a los consellers protagonistas de los grandes recortes y de las privatizaciones de la legislatura: Irene Rigau, al frente d'Ensenyament, y Boi Ruiz, como responsable de Salut”. Según Llovet, Mas “no ha escuchado la voz de los ciudadanos, y, además, en un momento de ajustes para todos, el Govern contará con un departamento más, de 11 a 12, con la inclusión de Presidencia”.


Respecto a Puig, CCOO se mantiene a la expectativa. Llovet apunta que el departamento de Empresa i Ocupació exige “una gran capacidad de diálogo y de concertación social”, pero el sindicato esperará los primeros pasos de Puig para fijar una posición.

Más política

No es la posición de UGT. Su portavoz, Miguel Angel Escobar, considera que el perfil político de Felip Puig puede favorecer las cosas, y que es ahora, en situaciones muy complicadas, cuando hace falta “tener interlocutores políticos”. Escobar incide en que el departamento de Empresa i Ocupació exigirá importantes negociaciones y ve positivo, a priori, que el titular pueda ser un hombre como Puig.

Los consellers tomarán posesión de su cargo este mismo jueves. Posteriormente, mantendrán la primera reunión de Govern con el president Artur Mas.

La lista se completa con Ramon Espadaler, en Interior; Santi Vila, en Territori i Sostenibilitat; Ferran Mascarell, que continua en Cultura; Josep María Pelegrí, en Agricultura; Germà Gordó, como titular de Justicia, y Joana Ortega, que seguirá de consellera de Governació y vicepresidenta del Govern. Con el nuevo Govern, Unió Democràtica tendrá tres consellers, uno más que en la anterior legislatura.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad