Los abogados detenidos transmitían a los presos la disciplina de ETA

stop

LA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO

 La dirigente de Sortu, Amaia Izko

Barcelona, 12 de enero de 2015 (12:53 CET)

Los 12 abogados de ETA detenidos este lunes se encargaban de visitar a presos de la banda en las cárceles para evitar que surgieran signos de arrepentimiento y búsquedas de vías penitenciarias personalizadas, y si alguno no seguía las directrices transmitidas se le expulsaba y se retiraban sus fotos de las herriko tabernas.

Los letrados están acusados, además de integración en la banda, de delitos de blanqueo y delitos contra la Hacienda Pública. En concreto, llegaron a ocultar al fisco unos ingresos superiores a 1,3 millones de euros los años 2012 y 2013, procedentes de esa asistencia jurídica, según informa Interior.

Fuentes jurídicas han informado que estas detenciones en la denominada operación Mate se han producido al constatar los investigadores que estos abogados actuaban en nombre de ETA como "correa de transmisión", llegando a cruzar la línea roja del letrado para pasar a "transmitir mensajes de cohesión para el colectivo de presos de ETA", con la advertencia de que a los que no sigan sus directrices se les expulsa.

Rondas por las prisiones

Para ello, actuaban haciendo rondas en las cárceles con el objeto de mantener la disciplina del grupo, anteponiendo, según las fuentes, "sus intereses frente a los derechos individuales de los presos".

Tras esas visitas, los letrados elaboraban fichas sobre cada recluso, trazando una línea clara entre estar y no estar en el colectivo, del que eran expulsados quienes cuestionaban la lucha armada o los que optaban por la vía del arrepentimiento.

Blanqueo de capitales

Los 16 detenidos (12 abogados y 4 trabajadores de los despachos) lo han sido por los delitos de integración o colaboración con ETA, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social, y blanqueo de capitales.

Según han recordado hoy las citadas fuentes, la operación Mate arrancó en 2012 con la investigación a Herrira (colectivo de apoyo a presos de ETA), cuyas actividades fueron suspendidas en septiembre de 2013.

La 'operación Jaque'


La segunda fase tuvo lugar en 2014 con la desarticulación de Koordinazioa Taldea (KT), que actuaba como en enlace entre la dirección de ETA y Herrira, en la denominada operación Jaque en la que fueron detenidos destacados abogados de la banda terrorista como Arantza Zulueta y Jon Enparantza.

Tras el análisis de la documentación incautada en sendas operaciones, la Guardia Civil ha puesto hoy en marcha esta tercera fase al confirmar que los abogados detenidos hoy proseguían con las labores del colectivo de presos de ETA.

En uno de los documentos incautados, Zulueta señalaba que "no se trata de ganar los juicios sino de trabajar desde el punto de vista de la lucha y la línea general" y en otro añadía: "Tiene que haber una línea clara entre estar y no estar en el colectivo".

Amaia Izko, portavoz de Sortu


Entre los detenidos --en el País Vasco, Navarra y Madrid-- se encuentra la abogada y portavoz de Sortu, Amaia Izko. Otros de los letrados arrestados son: Arantxa Aparicio, Aier Larrarte, Javier Carballido, Jaoine Karrera, y Ane Ituño.

La operación, primera del año contra el entorno de la banda terrorista, ha sido dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco y coincide con el inicio en Madrid del juicio contra la cúpula de las formaciones Batasuna, PCTV y ANV, en el que están procesadas 35 personas por integración en banda terrorista, juicio que ha sido suspendido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad