Los salarios de la claque de Mas: de los 120.000 euros de De Gispert a los 99.500 de la alcaldesa de Sant Cugat

stop

COMPARECENCIA

Artur Mas a la salida de su declaración en el Tribunal este jueves. | EFE

en Barcelona, 15 de octubre de 2015 (14:34 CET)

Artur Mas ha sido arropado por más de 400 alcaldes catalanes, el actual gobierno en funciones en bloque y numerosos diputados del Parlament. Una imagen de unidad política que de ninguna de las maneras le sale gratis a las arcas de l'Estat.  No es extraño que el salario de algunos de los presentes llegue a las seis cifras, y en algunos casos supera con creces el que deberían percibir por su cargo. Especialmente en el caso de los ediles.

Los representantes de la Associació de Municipis per l'Independència (AMI), que han alzado su vara como señal de apoyo institucional al President, eran liderados por Carles Puigdemont (Girona), Mercè Conesa (Sant Cugat del Vallés) y Miquel Buch (Premià de Mar). Los sueldos que perciben oscilan entre los 75.000 de máximo que puede cobrar Puigdemont y los 55.000 que puede alcanzar Buch. Caso aparte es el de la alcaldesa del Vallés, que debería situarse en el mismo escalafón salarial que el gerundense. Conesa obtiene hasta 99.500 por su dedicación en la Diputación de Barcelona, lo que la convierte en la edil mejor pagada de toda Cataluña.

Lágrimas por 120.000 euros

Una de las más emocionadas con la aparición de Mas ha sido la presidenta en funciones del Parlament de Catalunya, Núria de Gispert. Las lágrimas de la antigua militante de Unió salen por 120.000 euros al año. La cosa no queda aquí. Durante los próximos cuatro años percibirá un 80% de su sueldo: alrededor de 96.000 euros. Un período que ya encadenará con la jubilación, donde ganará 72.600 euros. Cantidades, pero, inferiores a las que se embolsó su antecesor, Ernest Benach, por las mismas funciones.

Algo más modestos son los emolumentos de los consellers. Los miembros en funciones del actual gabinete perciben una retribución de más de 103.000 euros cada año. Es lo que ingresa Irene Rigau, consellera d'Ensenyament, una de las que ha repetido este jueves tras su declaración del martes.

El séquito de Junts pel Sí también se ha personado al Tribunal de Justicia. Algunos de los diputados electos como Jordi Turull, Muriel Casals, Oriol Amat y el presidente de Òmnium, Quim Torra, se preparan para pasar a engrosar sus cuentas corrientes a razón de 37.330 euros anuales. Sin embargo, ellos no tendrán derecho a una pensión, ni tan siquiera al paro.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad