Los sindicatos se oponen al intento de Generalitat de transformar los ambulatorios en cooperativas

stop

MENOS FUNCIONARIOS

Joaquim Casanovas, director gerente del ICS

21 de junio de 2012 (13:33 CET)

El director gerente del ICS, Joaquim Casanovas, y el de asuntos asistenciales, Jaume Benavent, encabezaron este miércoles una polémica reunión con el personal del centro de atención primaria (CAP) de Martorell (Barcelona). Igual que en otros ambulatorios catalanes, como los de Badalona (Barcelona), propusieron a los trabajadores crear una cooperativa y quedarse con su gestión a través de un equipo de base asistencial (EBA). El encuentro ya ha puesto en pie de guerra a los sindicatos catalanes.

“¿En qué empresa privada siguen trabajando directivos que intentan vender una parte del negocio, que no es suyo?”, cuestiona desde CCOO Maria Carme Navarro. Los representantes de los trabajadores exigen la dimisión de Casanovas y Benavent de forma inmediata por su actuación.

Menos funcionarios

Las EBA se crearon en los años 90, cuando Jordi Pujol gobernaba Catalunya. Los CAP de Vic o algunos de la Ciudad Condal, como Barceloneta-Vila Olímpica o Córcega, funcionan con este modelo asistencial. La relación con el ICS también es dispar. Algunas cooperativas las fiscaliza directamente la Generalitat y en otras el control está delegado al Col·legi de Metges.

La autonomía de los CAP queda en manos de los médicos, que renuncian a ser funcionarios.

Control independiente

Los sindicalistas también reclaman “el control independiente” de las EBA. “Las evaluaciones que se hacen ahora son sesgadas”, afirma Navarro. El ICS tiene encima de la mesa informes que muestran que los usuarios están algo más contentos de su funcionamiento que los CAP tradicionales, según informan fuentes conocedoras de la documentación.

Pero los representantes de los trabajadores insisten en que las inspecciones no se pueden hacer con personal del ICS, “tienen que ser independientes”. También denuncian que en las EBA no se tratan algunas patologías, “como los casos de diabetes o hipertensiones complicadas, mientras que en otros CAP sí se les atiende”.

Plan de la Generalitat

Transformar en cooperativas los ambulatorios catalanes es otra de las medidas que el Govern de Artur Mas impulsa para limitar el número de funcionarios de la Generalitat. Al final, son los propios médicos los que eligen continuar trabajando como funcionarios o organizarse en una EBA.

Casanovas también propuso introducir la figura de las entidades profesionales participadas (EPP) en la sanidad catalana. Igual que las EBA, se constituiría una cooperativa de médicos para gestionar CAP o hospitales pero en los que el ICS se quedaría como socio minoritario. Con el proceso de reforma del ICS, el proyecto ha quedado temporalmente aparcado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad