Los yihadistas detenidos enviaban material militar camuflado como ayuda humanitaria

stop

El ministro del Interior informó que la dirección del grupo ejercía un control de tipo empresarial para ocultar los envíos

Detención de presuntos yihadistas, en una imagen de archivo / EFE

en Barcelona, 07 de febrero de 2016 (13:32 CET)

La detención de siete presuntos yihadistas en Ceuta y en las provincias de Alicante y Valencia han vuelto a poner en alerta a las fuerzas de seguridad por la infiltración de terroristas en poblaciones españolas.

Los detenidos tendrían relación con las organizaciones terroristas Jabhat al Nusra y Daesh, informó el ministerio del Interior. Cinco de los arrestados por agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional son de nacionalidad española y orígenes sirio, jordano y marroquí, mientras que los otros dos, residentes en España, son de nacionalidades siria y marroquí, agregó un comunicado del ministerio.

Armas y explosivos camuflados

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha dicho que el grupo yihadista desarticulado hoy enviaba, como si fuera ayuda humanitaria, material militar, dinero, equipos electrónicos y de transmisiones, armas y material para fabricar explosivos a los grupos terroristas Jabhat al Nusra y Daesh.

Según el ministro, los yihadistas enviaban los materiales en contenedores estacionados desde puertos españoles. La dirección del grupo terrorista, agregó Fernández Díaz, la ejercía un sólo miembro que dirigía la actividad a través de un "complejo empresarial", que permitía despachar el material sin levantar sospechas.

Captación de mujeres para casarlas con yihadistas

El grupo, establecido en España pero con ramificaciones en otros países de Europa, también financiaba a estos grupos terroristas principalmente con envíos a través de compañías de transferencias internacionales de dinero y utilizando a personas interpuestas, y realizaba actividades de blanqueo de capital.

Además, el líder de la red mantenía "constantes y fluidas relaciones" con un integrante de la organización terroristas Daesh que solicitó que también captase mujeres para que se desplazasen a Siria con el fin de que se casasen con los yihadistas.

Una larga investigación

La investigación policial, que comenzó en 2014, ha permitido el desmantelamiento de una célula cuyos miembros se integran en la estructura exterior de las organizaciones terroristas de carácter yihadista ubicadas en la zona sirio-iraquí, Jabhat al Nusra (JaN), y Daesh, mediante el suministro de material logístico imprescindible para el sostenimiento de sus actividades terroristas, agrega el comunicado ministerial.

Con esta operación, entre el año pasado y lo que va del 2016 se han detenido a 82 personas relacionadas con el terrorismo islamista.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad