Manos Limpias se queja porque un juez usa el catalán

stop

Estupefacción en medios judiciales de Barcelona

Miguel Bernard, de Manos Limpias

en Barcelona, 27 de julio de 2015 (22:00 CET)

Manos Limpias ha encajado muy mal el contenido del auto firmando por el juez de instrucción número 22 de Barcelona, Joan Emili Vila, en el que inadmite la denuncia que el sindicato de funcionarios presentó hace 15 días contra la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por la moratoria en la concesión de licencias turísticas en la ciudad.

Denuncia mal hecha

El presidente del sindicato, Miguel Bernard, como en él es habitual, presentó un denuncia manuscrita en el juzgado de guardia en la que acusaba a Colau de prevaricación con el agravante de abuso de autoridad.

El sindicato afirmaba que no se daban "las circunstancias extraordinarias ni de alarma social para suspender este tipo de licencias, una decisión que perjudica notablemente al sector".

Vilá afirma que la decisión "política" de Colau no es ilegal ni arbitraria pero, a ojos del sindicato Manos Limpias, lo hace de una forma ofensiva toda vez que el auto del juez está redactado en catalán.

Ofendidos por el catalán 

Fuentes próximas al sindicato dan por seguro que no recurrirá el fondo jurídico de la resolución judicial, pero con argumentos aún por concretar, piensan llevar al magistrado a la comisión disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial, al entender improcedente que el auto haya sido escrito en catalán.

Este anuncio, ha causado estupefacción en medios judiciales de la ciudad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad