Mas ignora a Navarro y anula la cumbre social anticrisis

stop

DEBATE PARTIDISTA

Artur Mas, este viernes en el Palau./EFE/Toni Garriga

14 de marzo de 2013 (17:15 CET)

La propuesta de Pere Navarro se ha desvanecido. El primer secretario del PSC reclamó una cumbre anticrisis que abordara un conjunto de medidas para paliar los efectos de los recortes en los sectores más desfavorecidos. Pero el President Artur Mas, después de haber convocado la reunión para este sábado, ha decidido desconvocarla. Reaccionó con tibieza a la propuesta, y, finalmente, ha querido aparcarla, al entender que acabaría en una batalla partidista, “en un pim pam pum” que no tendría ningún efecto práctico.

El propio Mas ha dejado claro que él no la propuso, que fue una idea de Pere Navarro. El líder socialista ligó la resolución a favor del derecho a decidir, votada este miércoles en el Parlament, con la cumbre social. El argumento es que el PSC quiere situar la agenda política en el terreno social, pero sin que nadie le pueda reprochar que se sitúa al margen de la centralidad política, que reclama ese derecho a decidir que ha impulsado CiU junto a ERC. Y las dos cuestiones, según el PSC, no deben ser incompatibles.

Sin presupuestos

Y este jueves, tras una conversación entre Mas y Navarro, el President ha decidido aplazar la cumbre. La oposición había mostrado su malestar por la propia fecha del encuentro, este sábado, cuando el Govern todavía no ha presentado los presupuestos de 2013.

Una de las razones principales es, precisamente, esa, que no hay nada previsto, que la Generalitat no podría satisfacer ningún programa social. Y el PSC pretendía no dejar de lado determinadas políticas sociales, con una especial atención a los servicios sociales y las becas comedor en las escuelas, un ámbito muy perjudicado por los recortes del Govern. Pero eso implicaba dinero. Y no lo hay. O está destinado a otras partidas.

La cumbre de Pedralbes

Y el Govern, en cambio, quería su propia foto: la de todos los partidos juntos reclamando una flexibilización del déficit, para que pase del 0,7% en el ejercicio de 2013 al 1,5% 0 1,7%. La oposición no quería llegar a una cumbre social únicamente con ese objetivo.

¿Conclusión? No habrá cumbre. No habrá, en todo caso, imágenes de división como la que se constató hace dos años. En aquella ocasión, en la cumbre del Palau de Pedralbes, justo después de que Artur Mas fuera elegido president de la Generalitat, no se pudo alcanzar ningún acuerdo. La división, de hecho, se ha producido antes de la reunión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad