Mas se reúne con Duran para decidir la convocatoria electoral

stop

CUMBRE EN EL PALAU

Josep Rull, Artur Mas y Lluís Corominas, en la ejecutiva de CDC.

Barcelona, 12 de enero de 2015 (17:44 CET)

Un dirigente de Convergència admite que la situación es "surrealista", y que las negociaciones con Esquerra Republicana han superado al propio President Artur Mas. El propio Mas ha reunido este lunes a la ejecutiva de CDC, pero, como ningún dirigente acaba planteando ninguna objección, salvo contadas excepciones, y como en realidad sirve para poco, el President ha querido reunir a la cúpula de CiU en el mismo Palau de la Generalitat para abordar ya "la semana decisiva".

Mas se ha reunido con Josep Antoni Duran Lleida, y, también por parte de Unió, con el secretario general, Ramon Espadaler, y con el presidente de su consejo nacional, Josep Maria Pelegrí. Por parte de Convergència han asistido el coordinador general, Josep Rull y el vicesecretario general, Lluís Corominas.

Candidatura de partido para ERC


La cuestión central es la convocatoria de elecciones al Parlament, después de comprobar –este mismo lunes-- que Esquerra acepta las condiciones de un acuerdo con Mas según el cual el President encabezará una lista con miembros de la sociedad civil, mientras que Esquerra se compromete a presentar una candidatura de partido.
Mas quiere ganar algo de tiempo, para asegurarse que suscribe un acuerdo con ERC. La diferencia podría resultar cómica, o trágica, según se considere, pero para CDC es esencial. Su portavoz, Carme Conesa, lo ha manifestado este lunes: "si ERC asegura que está de acuerdo, pero que no le gustan las imposiciones, eso está lejos de la cultura del pacto que defendemos", ha afirmado.

Unió quiere agotar la legislatura



Es decir, Mas quiere comprobar que Esquerra está encantada con un compromiso que deja al President al lado de las entidades soberanistas, y, presumiblemente, más cerca de una amplia victoria electoral.

Por si fuera poco, la Asamblea Nacional Catalana (ANC), que dirige Carme Forcadell, ha propuesto para la noche de este lunes una "cacerolada" desde los domicilios particulares en la que se reclame elecciones inmediatas, con un acuerdo entre Mas y Junqueras.

Mas ha podido comprobar, en todo caso, que tampoco Unió comparte su decisión. Duran, Espadaler y Pelegrí quieren que agote la legislatura, aunque en Unió hay otros dirigentes que se unirían a la lista del President.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad