Mas suprime parcialmente el impuesto de sucesiones

stop

Habrá una bonificación del 99% en las transmisiones entre cónyugues y de padres a hijos

Artur Mas y el consejero Andreu Mas-Colell

05 de abril de 2011 (20:47 CET)

La Generalitat ha acordado este martes la supresión del impuesto de sucesiones para los familiares próximos. Una medida que llega al cumplirse los 100 primeros días del Govern presidido por Artur Mas. Según ha avanzado el secretario del Govern, Germà Gordó, supondrá una merma de recaudación de 130 millones de euros. Eso sí, afirma que seguirán recaudando 120 millones porque se mantiene el tributo en las transmisiones a partir del tercer grado de consanguinidad.

En rueda de prensa, Mas ha afirmado que Catalunya se convierte en la comunidad autónoma “que paga menos en concepto de impuesto de sucesiones”. Por un lado, habrá bonificaciones de hasta el 99% entre cónyuges (grado I de parentesco) y de padres a hijos (grado II), con independencia del valor patrimonial de los bienes que se transmiten.

Asimismo, se adelantan al 1 de enero las rebajas que había impulsado en la anterior legislatura y que debían entrar en vigor en su totalidad el 1 de julio. De esta forma, sólo pagarán impuesto de sucesiones a Catalunya las herencias a partir del III grado.

El presidente y el conseller de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, han adelantado que la Generalitat recaudará en 2012 alrededor de 156 millones en concepto de esta figura impositiva, frente a los 260 que habría obtenido sin estos cambios. Una diferencia que según Mas-Colell se puede compensar porque se acabará con las fugas de grandes capitales a las autonomías donde este impuesto era más bajo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad