Montilla renuncia a ser el líder de la oposición

stop

El presidente en funciones carga sobre sus espaldas el fracaso electoral del PSC, mientras que Puigercós se aferra al cargo

Isidre Molas habla con José Montilla

29 de noviembre de 2010 (17:01 CET)

En la noche electoral y con los peores resultados del partido en mano, José Montilla anunció que no revalidaría la primera secretaria del PSC. Este lunes ha acabado de asumir por completo el fracaso en las urnas del partido renunciando a volver a sentarse en el hemiciclo para liderar la oposición. “Yo no me aferro a la silla o al cargo, soy coherente y consciente que una derrota al Parlament debe tener alternativas de futura y mi presencia en el hemiciclo lo impediría”, ha manifestado el presidente en funciones recalcando que actúa “desde la convicción”.

Los “aires nuevos” en los socialistas catalanes que se anunciaron en la peor noche electoral de su historia de entrada vuelven a llevar a la primera fila a Joaquim Nadal. El conseller de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat liderará el partido. Cabe recordar que el gerundense ya se presentó en una ocasión a la presidencia catalana en 1995, cuando los socialistas obtuvieron 36 representantes. Según ha explicado el mismo Montilla, Nadal ha sido “la figura de consenso” entre todos los sectores del partido.

En el próximo Congreso Nacional del PSC, que ya se ha dicho que tendrá lugar después de las elecciones locales de mayo del 2011, habrá un pulso entre los nacionalistas y los barones territoriales del Baix Llobregat y el Vallès. Una batalla previa a un examen clava como serán los comicios municipales. Eso si, Montilla ha recalcado en la misma rueda de prensa en que anuncia su retirada que el nuevo cambio quiere implicar a toda la militancia y partirá “de la discusión franca y la escucha activa”.

Puigcercós no se va

Un panorama bien distinto es el que ha dejado el encuentro de la cúpula de ERC. Los electores han castigado más a los republicanos que a los socialistas, y en la misma noche electoral Ernest Benach ya pedía a través de su twitter abrir las ventanas para que el aire fresco entrara en un partido que salía a la palestra con escisiones, guerras internas a la luz pública y un cambio en la dirección que mandaba al exilio a la persona que había obtenido más buenos resultados para la formación: Josep Lluís Carod-Rovira.

Pero Puigercós continuará. En rueda de prensa ha manifestado que la ejecutiva del partido ha reafirmado su liderazgo “por unanimidad” aunque redefinirán su estrategia política en un documento que harán público el 18 de diciembre. “Cuando se pierden la mitad de los diputados se debe corregir alguna cosa”, ha dicho el presidente del partido.

Eso sí, en su comparecencia ha hablado por primera vez de Solidaritat Catalana per la Independència (SI). Ha reconocido que ha captado “parte de los votantes” del partido republicano.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad