Obama sube los impuestos a las grandes fortunas

stop

FISCAL

El vicepresidente estadounidense, Joseph R. Biden escucha al presidente de Estados Unidos, Barack Obama

02 de enero de 2013 (08:43 CET)

En la madrugada del martes al miércoles, la Cámara de Representantes de Estados Unidos (EEUU) ha evitado in extremis caer en el ‘abismo fiscal’. La legislación aprobada también por el Senado incrementará los impuestos sobre la renta desde el 35% hasta el 39,6% a los hogares que ingresen más de 450.000 dólares anuales (339.000 euros). También afectará a las personas que ganen más de 400.000 dólares (alrededor de 300.000 euros).

Pero con la nueva normativa, el presidente de EEUU, Barack Obama, no sólo ha conseguido incrementar los impuestos a las grandes fortunas, sino que también ha blindado la carga impositiva de la clase media. Evitará que los cien millones de familias que ganan menos de 250.000 dólares anuales (alrededor de 188.000 euros) sufran los aumentos significativos de impuestos previstos a partir de enero. Pero no se evitará que los tributos sobre la nómina se incrementen para la mayoría de los hogares en 2013, tal y como se aprobó hace dos años.

Apoyo bicameral

Las dos cámaras –la de los Representantes y del Senado-- han evitado el 'abismo fiscal', y la consiguiente recesión de la primera economía mundial, apurando al máximo el tiempo de negociación. Un pulso entre los dos partidos norteamericanos ha finalizado con un acuerdo que también incluye extender las ayudas de emergencia al desempleo.

La legislación ha recibido el respaldo de 257 parlamentarios, mientras que 167 han votado en contra. Entre los votantes a favor ha habido un total de 85 miembros del Partido Republicano, que se han sumado a la práctica totalidad de los demócratas de la Cámara, según ha informado el diario estadounidense The Washington Post.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad